Seguir a Hugo Páez

martes, 3 de enero de 2012

Los riesgos del moreliazo en la elección presidencial

Hugo Páez

         En el 2006 el PRI tomó en serio la idea de ir por la nulidad electoral en la elección presidencial. El argumento eran las irregularidades en manejo de programas gubernamentales, propaganda y operación electoral que dieron el triunfo a Felipe Calderón Hinojosa. Todo, presuntamente documentado.
         La información de la estrategia de la oposición llegó a oídos de Cesar Nava, en esos momentos, el abogado de mas confianza de Calderón. Todavía instalados en la casa de campaña y entre los preparativos de la recepción del gobierno de Vicente Fox, Nava coordinó a un ejército de abogados para hacerle frente al problema postelectoral; al mismo tiempo aumentaba el activismo de Andrés Manuel López Obrador que derivaría en el plantón de Reforma.
         Como en la anulación de la elección de Morelia, no faltaron datos duros, pero ambiguos, que sustentaban la tesis priista, sin embargo, la opinión de la nomenclatura del partido se dividió aun mas de lo que estaba desde la elección interna que resultó en la candidatura de Roberto Madrazo; todo esto agravado por el terrible confinamiento que dio el tercer lugar, de la segunda elección consecutiva que perdía el PRI, después de 70 años de poder presidencial.
         La pregunta era ¿que caso tiene aguarle la fiesta a Felipe Calderón si quedaron en tercer lugar..? en todo caso, el beneficiado sería el candidato de la izquierda: Andrés Manuel López Obrador; motivo por el cual pensaron que era fundamental su apoyo, a cambio de negociar espacios políticos y todo lo que pudiera redituarle a Roberto Madrazo y su círculo rojo.
         Los que decidieron ir adelante con la nulidad electoral no contaron con la rotunda negativa de López Obrador; no solo rechazó la “oferta”, dijo en público que jamás negociaría con la mafia, ni se uniría a un proyecto de ese tipo. La tunda fue fenomenal, al grado que no quedó en el ánimo, el menor residuo de la estrategia para echar abajo a Calderón.
         Hoy la situación del PRI es muy diferente, las encuestas lo encumbran con Enrique Peña Nieto, y en el peor de los casos, obtendría un segundo lugar. Como en el caso de Morelia, el reclamo de nulidad vendría por parte del PAN, pero también podría ser del PRD, o el mismo PRI, dependiendo del resultado. En la capital de Michoacán el TRIFE dio una segunda oportunidad al candidato del PAN, vía anulación de la elección; no es un caso único, ni histórico, pero de un simbolismo que marcará escenarios futuros.
Contrario a la inercia de otros partidos en el gobierno, Acción Nacional acusó irregularidades en la operación política de Michoacán y remarcó la ingerencia del crimen organizado para favorecer al PRI. Las palabras del presidente Felipe Calderón fueron claras al condenar el resultado y al “beneficiado”, en referencia a Fausto Vallejo. También  las declaraciones de su hermana Luisa María “Cocoa” Calderón en los primeros días de la jornadas postelectorales.
         Morelia plantea condiciones que pueden repetirse en el 2012, el riesgo de la nulidad electoral en la elección presidencial será mas que un simple pataleo de perdedores. Al tiempo.
           
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com