Seguir a Hugo Páez

martes, 28 de octubre de 2014

PRI el mismo error de Fox con López Obrador

Hugo Páez

La declaración de César Camacho del domingo tiene sentido, como lo tuvo en su momento la postura de Vicente Fox Quezada, vía PGR de Rafael Macedo de la Concha, en el caso de El Encino. Pero el Procurador terminó por renunciar y encumbró en el victimario a Andrés Manuel López Obrador.
En esos tiempos, casi le cuesta un infarto en la tribuna de San Lázaro al diputado panistas Juan de Dios Castro en el juicio de desafuero, y un desgaste brutal a la que sería, a la postre, la titular de la PGR Marisela Morales, en ese tiempo a cargo de los delitos de funcionarios públicos.
Hasta el cansancio, Manuel Espino Barrientos desde la presidencia del PAN trató de convencer a Fox y a Marta Sahagún, el poder tras el trono, pero se dio cuenta que desde el pedestal de Los Pinos se pierde perspectiva, y el guanajuatense decidió ir con todo. No pudo.
Fue la oportunidad de oro para Andrés Manuel López Obrador como precandidato, apostado en la Jefatura de Gobierno del DF, la prueba está en que en el 2006 fue cuando más se acercó a la presidencia, y hasta había decidido despachar en Palacio Nacional. De ese tamaño el delirio.
No obstante, Andrés Manuel sabe que cuando es presa atrae más reflectores de los medios de comunicación, y prende la intensidad entre sus seguidores, y de esos indecisos que se cuentan por millones y se mantienen inconformes permanentemente  con el gobierno federal.
Pero a diferencia del Encino, donde hubo desacato a una orden del juez, la relación del líder de MORENA con el alcalde de Iguala José Luis Abarca Velázquez, desde que era candidato, no probará que es imputable a algún tipo de delito.
Así que, la estampida priista del domingo, con César Camacho Quiroz, Emilio Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones a la cabeza, más el coordinador de los senadores panistas, Jorge Luis Preciado, puede ser el “Peje Moment” esperado para construir el nuevo victimario de MORENA para el 2015 y el 2018.
Por otro lado, no es usual ver una formación priista en ofensiva, como la del domingo, y, a diferencia del gobierno de Fox y de Felipe Calderón Hinojosa, la prueba de la contundencia de las decisiones de Enrique Peña Nieto las vive la líder del magisterio Elba Esther Gordillo.
En este caso se trata de calidades morales incomparables en la percepción pública, sea cual sea la realidad. La percepción lo es todo y la prueba está en el vacío que le hizo el gremio magisterial a Gordillo, a diferencia de la permanencia de López Obrador. En el 2012 obtuvo alrededor de un millón de votos más que en el 2006, y consolida MORENA con la profunda crisis que atraviesa el PRD y la división de la izquierda.
Todo indica que en verdad Andrés Manuel si fue advertido por el diputado perredista Oscar Díaz Bello sobre los nexos de José Luis Abarca con el crimen organizado de Guerrero, pero estas historias en boca de los adversarios abundan, y en todo caso, habría que tener un equipo profesional de investigación para filtrar la verdad de la exageración interesada.
¿Hasta dónde quiere llegar el PRI con esto..? ni ellos saben con precisión, pero él que si sabe a donde puede hacerlo, es Andrés Manuel López Obrador. Ya lo hizo.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx

www.hugopaez.com