Seguir a Hugo Páez

martes, 25 de julio de 2017

Cobro de piso del Partido Verde en la cara del INE

Hugo Páez

Algo anda muy mal en el sistema de partidos, cuando el Partido Verde planta en cara al Instituto Nacional Electoral, con toda impunidad, el alquiler de sus cinco puntos porcentuales, según encuesta de Reforma, que en la tendencia electoral actual pueden hacer la diferencia entre ganar o perder una elección.
No deja de ser un simple amago gangsteril, con el propósito de obtener mayores beneficios en una negociación con el gobierno de Enrique Peña Nieto y el PRI de Enrique Ochoa Reza.
Pero en términos prácticos, negociar con el PVEM de Jorge Emilio González, Pablo Escudero, Carlos Puente, Jesús Sesma, Arturo Escobar, y Lía Limón, es menos tortuoso que con el PRD de Alejandra Barrales, rodeada de un sinnúmero de tribus virulentas que lo convierten en un elemento explosivo, que además vio reducido su valor a escaso 6 por ciento, sólo un punto más que el Verde, de nuevo, según la encuesta de Reforma.
En una primera amenaza, el yerno de Manlio Fabio Beltrones, Pablo Escudero, utiliza la imagen de lo poco que piensa rescatable del partido: Carlos Puente Salas, como ariete presidenciable, con el propósito de presionar para un mayor recaudo, con quien ha mantenido una relación insestuosa en los últimos lustros: el PRI.
Este algoritmo mercantil, presupone que Ricardo Anaya y Alejandra Barrales -juntos en el Frente Amplio Opositor, o separados si NO se alinean los planetas aliancistas-, harán cálculos electorales que pueden derivar en ofertas.
Pero si se da el rechazo público del PAN y PRD a la vendimia de Pablo y Jorge Emilio, le harán un favor al PRI, bajo el supuesto de que jamás veremos el suicidio del Partido Verde al competir en solitario con Carlos Puente como candidato.
No se nos olvide, NO se trata de un partido, es una franquicia que la autoridad electoral y la sociedad civil organizada no ha podido desmantelar, a pesar de las persistentes demostraciones de lucro económico y político, además de construir un blindaje a televisoras que se han erigido como el mayor obstáculos mediático contra la democracia.
Tampoco se crea eso del tema ecologista, es parte de su vodevil, un chantaje que brinca de los delfinarios, a los circos con animales; y de la presunta protección de los manglares, a los bancos de coral; la última: el salvamento del planeta a partir prohibir los popotes.
Así el cobro de piso político, frente a la cara de Lorenzo Córdova Vianello y los comprometidos consejeros. Comprometidos con los partidos, por supuesto, NO con los ciudadanos.

Hugo-facebook.jpg

twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx