Seguir a Hugo Páez

miércoles, 18 de enero de 2012

Hay muchos pilotos sin chamba, Ernesto

Hugo Páez

Estaba previsto por sus oponentes, Ernesto Cordero Arroyo provocaría un intercambio de golpes que nunca se dio, en el debate entre precandidatos panistas.

En la estrategia electoral todos van sobre el primer lugar en las encuestas, aun cuando el ex Secretario de Hacienda jure en público falta de fe en los estudios de campo. Extraño en un actuario que comulga su razonamiento con números.

Cordero mostró horas de capacitación intensiva, los debates son una esperanza para todo aquel que colea o va en un lejano segundo lugar, muy cerca de Santiago Creel Miranda, quien probó que no está muerto, y que la intentona por bajarlo, vía “consulta indicativa”, le inyectó nuevos bríos.

¿Quién ganó el debate..? los tres se dicen triunfadores. Una posición usual en este tipo de eventos electorales, sin embargo, el hecho de que a Cordero se le fueron vivos sus adversarios, haiga sido como haiga sido, aún corriendo, le revienta la estrategia. Necesita muchos puntos para acercarse a Josefina, y solo faltan 18 días para la elección del 5 de febrero.

Y no es cierto que la segunda vuelta sea un paso ineludible, ya que el candidato podría salir en la primera, siempre y cuando el primer lugar logre 50% mas uno; o su puntaje sea igual o mayor a 37%, y sus segundo lugar esté mas alejado de 5 puntos.

Así lo marcan los estatutos del PAN, aun cuando la convocatoria pueda decir otra cosa, sin embargo lo válido es el documento registrado ante el Instituto Federal Electoral; es el manual que define procedimientos, métodos y calendario.

Así que no se vayan con la finta, se habla de obtener “victorias claras y contundentes” ¿Qué quiere decir eso..? Nada, mientras no se defina. Pero sirve para mostrar bravura, coraje y pose ante las cámaras. Es todo.

Lo que se vio: Josefina Vázquez Mota: plana; Santiago Creel: demasiado formal; Ernesto Cordero: tirando golpes al aire y planteando una tesis en base a una analogía poco afortunada: Soy el piloto que México necesita.

Pero las analogías son peligrosas, y frecuentemente conducen al error. Por ejemplo: ¿porque habría de confiar Cordero en Isabel Miranda de Wallace para la Jefatura de Gobierno del DF, si no tiene la mínima experiencia en pilotear una dependencia de gobierno, gubernatura, o siquiera una alcaldía..?

El ex Secretario de Hacienda desestimó la experiencia de sus adversarios, a pesar de que los dos han ocupado Secretarías y lugares en el Congreso. De hecho, fueron coordinadores parlamentarios de sus bancadas.

En esa doble vara para medir la misma cosa está la falla, en ese abuso de las analogías para tratar de explicar con sencillez, está la trampa que no dejó avanzar a Ernesto Cordero los puntos que desesperadamente necesita.

Josefina como Manny Pacquiao contra Rafa Márquez, ya tenía ganada la pelea antes del primer round, solo tenía que aguantar. Y aguantó

hugopaez@prodigy.net.mx página oficial: www.hugopaez.com