Seguir a Hugo Páez

martes, 8 de noviembre de 2016

Roberto Campa del fracaso en Nochixtlán al de la Comisión de Víctimas

Hugo Páez
    
Imagine usted que un subsecretario de Hacienda en contubernio con dos senadores de la Comisión respectiva, armando una maniobra para terminar fastrack el periodo del gobernador del Banco de México Agustín Carstens Carstens, porque no le acomoda al gobierno federal, en especial a la Secretaría de Hacienda, a pesar de ser avalado en el Senado el 1 de enero del 2016 por un periodo de 6 años por 84 votos a favor y 16 en contra.
Evidente la inconstitucionalidad de la maniobra imaginaria, pero en el mundo real, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) sufre este embate, y la comisionada Susana Pedroza de la Llave tuvo la valentía de denunciarlo públicamente al tiempo de presentar su renuncia.
Pedroza señala como instigadores a Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos de la Segob que hasta el momento no puede desenredar el galimatías en Nochixtlán Oaxaca -ocho muertos en el enfrentamiento con la Policía Federal el 19 de junio-, y a las senadoras Angélica de la Peña del PRD y a Cristina Díaz del PRI, en una detallada entrevista que le hice el domingo en la tarde, un par de horas después de que anunciara su renuncia vía twitter, a la CEAV.
La Comisión es de nuevo cuño, nace tres años atrás por presiones ciudadanas y de organizaciones civiles de defensa de los derechos humanos, frente al desamparo de las víctimas del delito.
Tres años es un corto viaje para reformar la Ley General de Víctimas y convertir a un organismo descentralizado en desconcentrado, además de imponer a un Comisionado Ejecutivo que será designado por el Presidente de la República y avalado por el Senado. En resumen, control desde el gobierno federal. Campa Cifrián responde que nadie está conforme con lo que ha pasado en la CEAV y en consecuencia fueron impulsadas las reformas.
Para Susana Pedroza no es más que una maniobra del subsecretario de Derechos Humanos en contubernio con las dos senadoras para manejar la CEAV y hacer uso discrecional de un fondo de 1,500 millones de pesos, destinados a las víctimas, que, por la naturaleza de la secrecía, difícilmente podrán comprobarse malos manejos si los hubiera. Pero está el antecedente de presiones a Susana Pedroza para manejar discrecionalmente dinero de otros fondos a los que no accedió y se convirtió en la comisionada incómoda, con este antecedente usted se imaginará si habrá o no malos manejos.
La de Pedroza se trata una acusación durísima contra el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, dependencia de Miguel Ángel Osorio Chong. En calidad de ombudsman, Campa Cifrián requiere de absoluta credibilidad y una conducción honorable, no se trata de una denuncia cualquiera y debe aclarar la situación y el motivo para impulsar la reforma a la Ley General de Víctimas.
Pedroza de la Llave fue visitadora de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y parte del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, con una trayectoria impecable, y ahora antepone su renuncia para no ser cómplice de una reforma que considera inconstitucional, que sin más, modifica períodos de los comisionados que fueron escrutados y seleccionados por el Senado. En el caso de Susana el aval fue unánime por las bancadas más nutridas, la de Emilio Gamboa Patrón (PRI), la de Roberto Herrera Ávila (PAN) y de Miguel Barbosa Huerta (PRD), sumado al resto de legisladores de todos los partidos representados.
El albazo parlamentario de la reforma en la Cámara Alta reduce de cinco a tres años el periodo de los comisionados para echarlos fuera prematuramente y facilitar el control del CEAV, sin escuchar sus voces.
En tono de cuestionamiento, me dice Susana en la entrevista ¿cuál será el interés electoral en esta maniobra del subsecretario de Gobernación..?
Pobres víctimas, de nuevo los fondos que deberían ser destinados íntegramente a su causa, son materia de disputa en el poder, por lo pronto, la ex comisionada que presentó su renuncia por escrito ayer recibe el apoyo de la ONG, Alto al Secuestro, de Isabel Miranda de Wallace.
   
  fACEBOOK.jpg
    
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx