Seguir a Hugo Páez

martes, 20 de octubre de 2015

Tercera fuga del Chapo, mantas contra la Marina y EEUU no certifica en derechos humanos

Hugo Páez

“Los desplazados de Tamazula llegaron con los pies reventados por huir al monte a esconderse de elementos de la Marina… subsistieron esas 250 familias -600 personas- con Maseca y agua en tramos que les llevó tres días recorrer a pie hasta llegar a Cosalá Sinaloa, aterrorizados por la metralla de disparos al aire, las agresiones verbales e intimidación”, me dice Nuria González, Visitadora General de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Sinaloa (CEDH Sinaloa) (entrevista #NotaDeVoz https://goo.gl/bgZJaf).
El operativo de búsqueda de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en la sierra de Durango y Sinaloa provocó el éxodo en la sierra y de inmediato llegaron quejas de abusos del personal militar a la CEDH Sinaloa. Nuria se trasladó a la zona el 8 de octubre y recibió quejas formales contra la Semar por violación a los derechos humanos y las remitió a la CNDH de Luis Raúl González Pérez quien envió personal de la dependencia desde el 9 de octubre para darle curso a las diligencias.
Siempre en ausencia de datos precisos por parte de la autoridad, se habla de la accidentada escapatoria del Chapo en la que recibió heridas en el rostro y una pierna, en este tipo de atmósferas que propicia efectos colaterales, ayer en los municipios de Culiacán, Ahome y Salvador Alvarado aparecieron mantas “oportunas” contra la Marina por presuntos abusos de los operativos contra la población.
En un comunicado emitido el domingo, la dependencia del almirante Vidal Soberón Sánz dice lo contrario, asegura que no existe queja alguna de violación de sus elementos a los derechos humanos, pero la negación militar y la versión contraria de los organismos de derechos humanos se dan en momentos en que Estado Unidos bloquea parte de los recursos de la Iniciativa Mérida a México por “No poder certificar el respeto a los derechos humanos” como en otros años.
Se puede entender la urgencia del gobierno mexicano por recapturar al líder del cártel de Sinaloa, después de una segunda fuga que golpea terriblemente a la administración de Enrique Peña Nieto, sin embargo, los testimonios de los desplazados de la zona de Tamazula a Cosalá hablan de otra cosa, de intimidación, de agresión verbal, de terror con disparos al aire, todo parece indicar que con el propósito de limpiar esa parte difícil de la orografía en donde se supone se mueve Guzmán Loera.
La desinformación y los enredos en los organismos de seguridad pública del gobierno federal son de humor involuntario en el que aparece un Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, con desconocimiento de los operativos de las fuerzas federales en el Triángulo Dorado formado entre Sinaloa, Durango y Chihuahua.
Imagino que en la misma situación está el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y el titular del CISEN Eugenio Imaz Gispert, pero aun, el Secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, general Moisés Melo García y el Secretario de Gobierno Gerardo Vargas Landeros, precandidato a gobernador, dicen no saber si El Chapo está, o pasó por el estado
En la paranoia por fugas de información, probada en la evidente incompetencia con olor a corrupción del video con audio de la fuga del Chapo Guzmán, la Marina de nuevo se erige como el organismo de máxima confianza del gobierno federal y del de los Estados Unidos, pero esto últimos niegan la certificación de respeto a los derechos humanos, bajo el fantasma de Tlatlaya y la desaparición forzada de 43 normalistas.
Por lo pronto la tercera fuga ya se dio.
   
   fACEBOOK.jpg
   
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx