Seguir a Hugo Páez

martes, 8 de enero de 2013

No es desbandada, es madriza, Gustavo

Hugo Páez

Durante seis años imperó en el PAN la generación de calderonistas que administró chambas en el gobierno federal a cambio de complicidades partidistas para asegurar la permanencia de sus amigos y parientes en el Congreso, en legislaturas locales y alcaldías, cuando el futuro pronosticó la madriza histórica el 1 de julio.
Madriza que se materializó en los números que presentó ayer Gustavo Madero y se venían aproximando a medida que llegaba el 14 de diciembre, último día del refrendo de los militantes. De un padrón de un millón 878 mil militantes activos y adherentes, quedaron solo 368 mil. El 19.59 por ciento.
En un lastimero tour por medios de comunicación, Madero trató de probar la cuadratura del círculo: la inexistencia de la desbandada y el futuro prometedor que tiene Acción Nacional por delante. Esbozó una tesis sobre la naturaleza anti masas del PAN como partido, sin explicar las causas por las cuales Felipe Calderón alentó, en las presidencias de Germán Martínez Cázares y Cesar Nava, el registro de esas masas.
Sin embargo, el desatinado refrendo no es lo peor que le pasará al PAN en estos días -desatinado porque sirvió para probar el fracaso en números-, lo peor puede llamarse MORENA, el partido de Andrés Manuel López Obrador que puede condenarlo a una cuarta fuerza electoral. En pocas palabras, lo bajaría del podio de los tres primeros, una condición de chiquipartido, con esa palabra de desdén que usaba Diego Fernández de Cevallos para referirse al cuarto, quinto y sexto lugar; por cierto, uno de los personajes que no refrendó su militancia arguyendo que no necesitaba hacerlo para seguir siendo panista, como no tendría que rebautizarse para seguir siendo católico.
¿En donde está la falla del PAN..? Son tantas que el proceso de reflexión, que en algún momento quiso llamarse refundación, provocó tantas nauseas en la militancia asqueada por los sabotajes de los calderonistas y su cabeza -incluyendo a Gustavo Madero-, a Josefina Vázquez Mota, que fue condenado al fracaso.
¿Quién iba a reflexionar si el 80% abandonó el partido..?
En una maniobra desesperada la dirigencia de Acción Nacional y los Consejeros invirtieron las premisas. No permitieron anteponer la depuración del padrón antes de la reflexión.
Me comenta una panista curtida en años de militancia: “lo peor es que no quedamos los mejores”.
En estos momentos Andrés Manuel López Obrador encuentra el mejor temporal para botar a MORENA a las aguas electorales. El refrendo de Madero comprobó con números que el PAN quedó reducido a una quinta parte de lo que era, cuando menos en la militancia. El PRD de los Chuchos ya no tiene a un Jefe de Gobierno militante, el perfil ciudadano de Miguel Mancera le permitirá moverse con soltura. Y tiene de nuevo a su archienemigo el PRI en la presidencia de la república para evangelizar contra las “mafias” que controlan al país; ya inició con las “Diez razones para afiliarse a MORENA”.
Lo dicho, no es desbandada, es madriza, Gustavo.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com