Seguir a Hugo Páez

jueves, 24 de enero de 2013

Beatificaste a Florance Cassez, Olga Sánchez Cordero

Hugo Páez

Los que vienen serán tiempos muy difíciles para la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en general para el Poder Judicial por el fallo difícil de digerir en la opinión pública por la liberación de la secuestradora francesa Florence Cassez.
Difícil para el ciudadano al que el sentido común le dicta que la secuestradora francesa, sentenciada a 96 años reducidos a 60, a las que sus víctimas enfrentaron con valentía una y otra vez, fue liberada por los ministros, por mas que Olga Sánchez Cordero compare el caso con el de la indígena Sebastiana, acusada de posesión de estupefacientes a la que solo un defensor de oficio le fue designado, y la Suprema Corte “salvó” de la injusticia.
El fácil razonamiento: la Corte liberó a la secuestradora a pesar testimonio de las víctimas que la enfrentaron una y otra vez. El hecho: la liberó la Corte, a pesar de que su culpabilidad o inocencia no fue juzgada, sino la violación de las autoridades al Debido Proceso.
Habrá muy pocos que defiendan la posición de los ministros, el sentido común en el tema de justicia dicta que la secuestradora debería cumplir lo que le resta de la sentencia en México, sin embargo, la Suprema Corte se arriesgó por la ruta de la estricta aplicación de la ley. La pulcritud en el seguimiento de los términos está plasmado en los proyectos de los ministros Olga Sánchez Cordero y de Arturo Zaldivar Lelo de Larrea, no obstante, miles, tal vez millones de mexicanos son testigos del cochinero y la corrupción en que se ha conducido, en el pretérito y el presente, el Poder Judicial en el país, por lo tanto, resultará incongruente, sospechoso, o cuando menos protagónico un fallo a favor de la francesa a la que jueces la culparon y sentenciaron por participar en el crimen organizado como parte de la banda de secuestradores “Los Zodiaco”, proceso en el que se presentaron un sinfín de pruebas, testimonios y fotografías de Florence como pareja sentimental del líder de la banda, Israel Vallarta.
Escucho el comentario de una señora, una ama de casa que ve reflejado en sus hijos la infamia de Florance al mutilar a sus víctimas “Quien mas sino una “fichita” andaría de novia de un secuestrador, por mas francesa que sea”.
Nadie perdonará la burla a la justicia mexicana reflejada en la complacencia del ex presidente Nicolás Sarkozy y del actual Francoise Hollande. Nadie piensa que una enferma que mutilaba a sus víctimas debería ser recibida como heroína en Francia, aun en nombre de honrar tratados internacionales, como evoca Jorge Castañeda.
El inicio de los tiempos difíciles se manifestaron de inmediato en las redes sociales una vez que la votación favoreció la Cassez. Podríamos dividir la opinión publicada en twiiter en dos grandes grupos: los indignados por la liberación, y los que simplemente utilizaron el resultado para madrear a Genaro García Luna. Alguno que otro como Ignacio Zavala Gómez del Campo, hermano de la ex primera dama Margarita Zavala, encontró el ángulo para denostar a Enrique Peña Nieto al burlarse de la redacción de su comentario en el caso.
Pero en ninguno de los casos la Suprema Corte sale bien librada, aunque eso no debería de importar si en verdad su vocación de administración de la ley es honesta y valiente, aunque presiento que no esperaron una reacción en contra tan fuerte. Mal para ellos, el pronóstico estaba a la vista.
La reacción de los líderes sociales es obvia, María Elena Morera reclamó la defensa de las víctimas sobre los victimarios; Isabel Miranda de Wallace habló de un hecho pactado, sin dar detalles de quien o quienes los hicieron, y a cambio de que.
La Arquidiócesis de México en voz de Hugo Valdemar reprobó la liberación y llamó Fariseos a los ministros, dijo que influyó que se tratará de una persona extranjera, señaló la manera abusiva en que interveno el ex presidente francés Nicolás Sarkozy, chantajeando al país y ahora de manera más discreta el presidente François Hollande, que sin duda ejercieron presiones indebidas.
El vocero de la Arquidiócesis remata, actuaron “con esa hipocresía que Jesús echaba en cara, y decía: ustedes se cuelan el mosquito pero se tragan el camello, así paso con el veredicto del máximo tribunal de justicia del país”.
Y esto, apenas empieza.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com