Seguir a Hugo Páez

lunes, 4 de junio de 2018

    
La cargada VIP de López Obrador
    
Hugo Páez
 
Si para algo tendrá efectos prácticos la cargada anticipada a los pies de Andrés Manuel López Obrador, es la oportunidad, para cualquiera de los candidatos que gane la Presidencia de la República, de ver el corazón de tirios y troyanos como prueba de integridad, dignidad y lealtad de principios.
López Obrador debe estar divertido con las escenas protagonizadas por sus ex detractores, algunos acérrimos, mimetizados en su nueva feligresía anexa, que, a medida en que escalaba en las encuestas, descubre las virtudes del candidato de Morena.
Los sabuesos con más olfato político lo hicieron meses atrás, es el caso de Germán Martínez, Gaby Cuevas Barrón, Manuel Espino Barrientos, y antes de ellos, la cargada perredista conformada por Mario Delgado, Marcelo Ebrard, Víctor Hugo Romo, Zoé Robledo, y más, muchos impresentables.
Y digo que Andrés Manuel debe estar verdaderamente divertido ya que por su larga formación política donde aparecen héroes fantasmales como Tomás Garrido Canabal, los Carlos, Madrazo y Pellicer, Juárez, Lázaro Cárdenas, Madero... debe disfrutar de estos escenarios de indignidad, con cargadas de personajes que de pronto se ven iluminados, al ver en el nuevo prócer las virtudes que la ceguera política NO les permitió valorar anteriormente.
Algunos de estos personajes, los de brinco más oportuno, y valiosos para golpear a los adversarios del tabasqueño, amarraron candidaturas o chamba. Otros del sector empresarial como Marcos Fastlich Sakar suegro de Emilio Azcárraga Jean representan intereses corporativos de Televisa en el equipo morenista, de igual forma Esteban Moctezuma Barragán asegura los de Ricardo Salinas Pliego en TV Azteca, y Carlos Slim Domit, hijo del dueño del grupo Carso, está casado con María Elena Torruco, hija de Miguel Torruco Marqués, próximo Secretario de Turismo si gana AMLO.
Y a toda la cargada que debe ser parte fundamental de la definición de “pueblo”, evocada por Andrés Manuel López Obrador, habrá que sumarle al beneficiario del Fobaproa, Poncho Romo, y la dinastía de Elba Esther Gordillo con René Fujiwara, Fernando González y los tentáculos aún vivos en parte de la SNTE y la CNTE.
En esta prueba de nervios, algunos fieles a la fuerza del Estado equivocaron de mecenas y siguieron a José Meade Kuribreña: Ernesto Cordero, Jorge Lavalle, Salvador Vega, Roberto Gil Zuarth, este además no dudó en guiñar a López Obrador al ver al candidato del PRI desahuciado, y Javier Lozano Alarcón, que de un codazo los dejó atrás y ‘logró’ la vocería de Meade.
El domingo vi con asombro la fotografía sonriente de María Elena Morera con el ex Jefe de Gobierno que en el 2004 llamó “pirruris” a cientos de miles de manifestantes vestidos de blanco, en la mayor marcha civil que ha registrado la historia en México.
A partir de ese momento, en las tres candidaturas presidenciales López Obrador se ha dedicado a desacreditar a las ONG´s que integran una especie de federación junto con Morera. Las denostaciones van desde “fifis”, insidias como: “me provocan desconfianza los que se dicen representantes de la sociedad civil”, desaires como el de la semana pasada al mandar por escrito las respuestas a los planteamientos de la 3ra. Cumbre Ciudadana, donde estuvieron presentes Ricardo Anaya, José Meade y Jaime Rodríguez.
En una jugada de poder, López Obrador convocó a Ma. Elena Morera a un mitin en la delegación Gustavo A. Madero al cual acudió en prestanza de “lograr acercar posiciones”, tal vez sin considerar el mensaje grosero a los tres candidatos que accedieron a la Cumbre, sumado a la indigna posición en que deja a las ONG´s, esas que han criticadas la actitud de Isabel Miranda de Wallace por aceptar una candidatura del PAN en el 2012, y por la cortesana actitud de llevarle un pastel a Enrique Peña Nieto en el día de su cumpleños, pero sobre todo por los beneficios obtenidos del gobierno en turno.
Veo las cuentas de twitter de María Elena y de López Obrador, la primera con un mensaje generoso de la reunión, adornada con una fotografía de abrazo y sonrisas, en la segunda cuenta NO hay mención alguna, ni foto ni referencia al encuentro. Ante lo evidente del domingo, Morera tuvo que salir el lunes en un media tour para aclarar que no apoyaba a algún candidato o partido.
Pero el objetivo primordial de Andrés Manuel es llegar a Palacio Nacional, aún a costa de reclutar mercenarios y fariseos, y NO tengo duda de que líder de Morena, y creo que también Tatiana Clouthier Carrillo, los tienen bien medidos, saben del peligro potencial que representan en su proyecto a futuro.
Por eso ahora lo vemos rodeado de esos que lo repudiaron, de los que NO dudaron en traicionarse para lograr un espacio en las lanchas colgantes del Titanic. Esos verán la presunta regeneración fundacional desde adentro, tan llena de dificultades e imposibles en un país pobre y cancerado por la corrupción y el crimen.
Esos estarán alerta a los primeros síntomas del nuevo hundimiento, para saltar a la nueva nave salvadora.
SUSCRIPCIÓN A CORREO: http://ow.ly/S7Ho30igRJ7
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx