Seguir a Hugo Páez

jueves, 7 de julio de 2016

César Duarte, oootro madrazo al “mal humor social”, presidente Peña

Hugo Páez
   
Persiste el México donde toma posesión un gobernador de bajo perfil, y sale todo un empresario con su propio banco.
Es una de las historias de César Duarte Jáquez. Ayer logró que la bancada del PRI del Congreso de Chihuahua aprobara hipotecar durante los próximos 25 años las carreteras del estado. La maniobra aumentó la deuda en 6 mil millones de pesos para un pasivo de 50 mil millones.
Un campo minado donde tomará protesta Javier Corral Jurado.
¿A quién le importa si el PRI entendió o no el mensaje del 5 de junio..? imagino que sólo a los priistas, porque el verdadero drama de todos los ciudadanos es la indulgencia a los Duartes, los infames saqueos y la permanencia cínica en la impunidad, en un país donde la gobernanza es del mismo partido que dice entender el mensaje.
El mensaje lo debemos entender todos los ciudadanos, los electores que en una sola decisión pudieron cambiar parte de la historia y echaron abajo las estrategias para seguir en el saqueo. Esa fue la enseñanza del 5 de junio.
El mensaje lo debe entender el PAN de Ricardo Anaya, el PRD descabezado que se debate en una guerra civil, y Morena de Andrés Manuel López Obrador al que los electores no le dieron el voto de confianza que esperaba, es claro que debe reflexionar eso.
El mensaje es claro: no deben permitirse más infamias en los feudos de los gobernadores.
El 10 de junio fui testigo del desabasto de gasolina en Chihuahua capital, sin razón aparente más que las historias de un gobernador encabronado y vengativo contra los ciudadanos por el rechazo en las urnas, por echarlo del Estado junto a su candidato y partido.
Un escenario impensable en un país que representó Enrique Peña Nieto en Ottawa con Justin Trudeau y Barack Obama, dos potencias y una república a la que dejamos sin potencia.
No entendí la saña burlona de los cibernautas por las escenas simplonas que presuntamente protagonizó Peña Nieto en Canadá, ni siquiera había humor involuntario, vaya, a los videos proliferados en youtube tuvieron que meterle producción con risas y subtítulos para entender de lo que trataban de burlarse los usuarios de redes sociales, escenas al subir y bajar alguna escalera por confusión o tropezar un saludo, sin embargo, es perfectamente entendible que esa saña es la canalización del encabronamiento social, al que el redactor del discurso presidencial llamó “mal humor social”, para descafeinar el calificativo.
Dudo que una protesta magisterial como la de la CNTE por la Reforma Educativa aceptada por amplios sectores, tuviera apoyos hasta de las iglesias sin esa predisposición al encabronamiento.
César Duarte calcula que ya no puede perder más después de esa patada en el trasero el 5 de junio, pero el PRI sí puede perder más, los chihuahuenses lo están perdiendo, también una importante región productiva del país.
Y por supuesto todos perdemos la esperanza frente a la impunidad.
En redes sociales es palpable el encabronamiento evolucionado en odio: “¿Y cuando chingados les vamos a creer sus leyes anticorrupción si no meten al bote a esas ratas que son de su propio partido..?”. Ufff, ahí está el mensaje.
Pues ayer el gobernador César Duarte Jáquez y la bancada del Congreso de Chihuahua, los dos de su partido, contibuyeron a ese “mal humor social”, presidente Peña.
   
   fACEBOOK.jpg
   
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx