Seguir a Hugo Páez

jueves, 28 de abril de 2016

Después de militarizar los puertos siguen los aeropuertos

  • “Los puertos mexicanos son totalmente seguros, en Lázaro Cárdenas y Manzanillo y no ha pasado nada, no han metido a nadie a la cárcel”: Ruiz de Teresa de la SCT.
  • “La propuesta que defiende Semar no está arreglando nada”
  • De 171 Estados miembros de la OMI sólo en 13 sus puertos son controlados por la Marina Naval Armada.
Hugo Páez
   
Vientos de guerra deben ondean la bandera de la iniciativa de ley para transferir el control de los puertos mexicanos, actualmente en manos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de Gerardo Ruiz Esparza a la Semar de Vidal Soberón Sánz.
No se entiende bajo qué otros principios México va a contracorriente de la tendencia internacional de mantener en el sector civil la operación de los puertos. De 171 Estados miembros de la Organización Marítima Internacional, sólo en 13 sus puertos son controlados por la Marina Naval Armada.
Las atribuciones civiles están consagradas en la Constitución de 1917, con excepción de los años de la Segunda Guerra Mundial y los críticos de la postguerra, el gobierno transfirió a la Marina Naval el control de los puertos que en la actualidad suman 103 capitanías.
De esos cien años 30 no fueron controlados por civiles, pero ahora el argumento es el avance de la inseguridad, en contradicción con las cifras del Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong que presentan números positivos contra el crimen organizado.
Alguien miente, ya que en voz del Coordinador General de Puertos y Marina Mercante de la SCT, Guillermo Ruiz de Teresa, los puertos mexicanos son totalmente seguros.
En una conversación con Claudia Velázquez en el espacio Informar de la Comunidad Portuaria, Ruiz de Teresa asegura que la propuesta que defiende Semar no está arreglando nada: “Tan esa así que tenemos dos años con almirantes y capitanías de puerto en Lázaro Cárdenas y Manzanillo y no ha pasado nada, no han metido a nadie a la cárcel” (audio http://chirb.it/kxkqMy).
El 28 de marzo el Vicealmirante José Luis Arellano Ruiz Coordinador General de Protección Portuaria e Instalaciones Estratégicas de la Semar movió a la Marina Mercante con fuertes revelaciones presuntamente sin sustento sobre focos rojos de inseguridad en los puertos de Lázaro Cárdenas, Manzanillo, Altamira y Veracruz.
El funcionario de la SCT responde: “El vicealmirante (Arellano Ruiz) no ha hecho denuncia alguna como es deber de todo funcionario público, o se trata de puros chismes”.
Para el vicealmirante Arellano la operación de las actuales capitanías de puertos es deficiente, en entrevista con Milenio afirmó (textual del diario): Las deficiencias se dan en el día a día: donde la capitanía de puerto no tiene capacidad para ir y hacer un salvamento de vida humana en las playas o no tiene las capacidades para ir e inspeccionar un "n" número de embarcaciones menores, que cumplan con las normas de seguridad. Por ejemplo, estamos adheridos al convenio de Viña del Mar (acuerdo latinoamericano sobre control de buques por el Estado rector del puerto) en el que México está comprometido a inspeccionar 20 por ciento de los buques extranjeros que atracan en nuestros puertos. Pero precisamente por la carencia de medios de las capitanías, solo se revisan de cuatro a cinco por ciento.
Para la comunidad mercante se corre el peligro de la militarización y entorpecimiento de la operación comercial al manejar 300 millones de toneladas al año, casi un millón de toneladas al día, esto es, desde la perspectiva militar priorizar la seguridad tumbará el mercado.
No obstante la Secretaría de Marina asegura que no se trata de militarizar los puertos, que no serán sustituídas las capitanías por elementos de la Marina Armada, en este tema Ruiz Esparza opina: “Dice el almirante Vidal Soberón Sánz que no se van a militarizar los puertos, pero seguramente en cierto tiempo las capitanías serán manejadas por marinos navales, sino para que pasan los puertos a la Semar, cual sería el objetivo”.
No se trata de la defensa de la comunidad de la Marina Mercante, la militarización disfrazada, cuando no existen denuncias formales de inseguridad, infieren en un cambio estructural de grandes dimensiones, de desplazar el control civil por el militar en tiempos de paz.
Ahora son los puertos, sin embargo los aeropuertos pueden caer exactamente en el mismo argumento, de hecho el de la Ciudad de México y el de Cancún están bajo constante sospecha de ser los puertos más importantes del tráfico de droga, mercancías ilegales, dinero y humano más grande del país ¿porque no aplicar el mismo criterio, ahora con la Secretaría de la Defensa Nacional de Salvador Cienfuegos Zepeda..?
   
  fACEBOOK.jpg
   
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx