Seguir a Hugo Páez

martes, 2 de septiembre de 2014

La reelección de Enrique Peña Nieto

Hugo Páez

En el clímax de los gobierno presidenciales mexicanos, o lo que políticamente se entiende por éxito, resurgen planteamientos sobre la conveniencia de la reelección del titular del Ejecutivo, más ahora con el aliento de las reformas históricas y las que permiten la reelección consecutiva de senadores, diputados, alcaldes y jefes delegacionales del DF en el 2018.
El eco es cíclico, las voces que hablarán de las bondades del continuismo esgrimirán tesis apologistas con planteamientos como la injusta parcialidad de la Reforma Política que modificó más de 15 artículos constitucionales en el Congreso, más el Estatuto de Gobierno del DF, pero limitó el derecho de gobernadores y del presidente de la república a un segundo periodo de gobierno.
En los viejos intentos de canonización política sexenal, un ejemplo claro fue el de Carlos Salinas de Gortari. El éxito económico y reformador que derivó en el impulso al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, intelectuales, periodistas, políticos y ciudadanos sugerían cambios constitucionales para permitir una eventual reelección.
A 21 meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, las reformas estructurales, la histórica en materia Energética, el sometimiento del Sindicato de Maestros (SNTE), en manos de Elba Esther Gordillo, y su detención, más la de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, son elementos suficientes para el marco teórico de los expositores de la reelección.
Se habla que la reelección está en las antípodas del “sufragio efectivo”, del fruto prohibido causante de males en la historia de México, desde Porfirio Díaz, Álvaro Obregón, y las de facto con Plutarco Elías Calles a través de Emilio Portes Gil, Pascual Ortíz Rubio y Abelardo Rodríguez. El general Lázaro Cárdenas ordenó sacar a Calles de su casa y llevarlo directo al aeropuerto para exiliarlo en Estados Unidos, sólo así cortó de tajo el maximato.
De facto también se piensa en la reelección de Vicente Fox Quezada con los intentos de Marta Sahagún para construir condiciones favorables a su candidatura por el PAN, hasta la carta de renuncia de Alfonso Durazo, Secretario Particular del Presidente, en la que ventiló la estrategia de la primera dama.
En el día del Segundo Mensaje a la Nación, uno después de la entrega del documento del Informe Presidencial al Congreso de la Unión, se darán las condiciones para iniciar el canto de las sirenas.
Los cercanos presidenciables ocultarán su profunda molestia, es el caso de algunos personajes del Congreso. Imposible no pensar en Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa Patrón, César Camacho, Luis Videgaray Caso, Miguel Ángel Osorio Chong y gobernadores que sienten haber encontrado la fórmula en el proceso de clonación de Enrique Peña Nieto, como el jaliciense Aristóteles Sandoval, el chiapaneco Manuel Velasco Coello y el zacatecano Miguel Alonso Reyes, más otros miembros de la Conago que por su territorio cumplen con el peso específico, amén de los partidos de oposición que pensarán en la fuerza del gobierno federal como el gran músculo electoral.
En este sexenio se han eliminado grandes tabúes. Pasó con la Expropiación Petrolera, con la omnipotencia de Elba Esther, y la reelección de legisladores y alcaldes, más la propuesta del PRI para eliminar 100 diputados y 32 senadores plurinominales ¿La reelección presidencial y de gobernadores se quedará en el tintero..? Va en el año dos, faltan cuatro.


Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com