Seguir a Hugo Páez

martes, 30 de septiembre de 2014

Al infierno el paraíso de impunidad de Aguirre Rivero

Hugo Páez


El domingo por la mañana, un funcionario de Guerrero me describió lo que pasaría en las próximas horas, de acuerdo al perfil y el actuar previsible y cinismo de algunos alcaldes y funcionarios del estado, en relación a la barbarie desatada por policías de Iguala y estatales que provocaron la muerte de seis personas, 17 heridos y más de 50 desaparecidos.
Pero nunca imagine escuchar el tono ligero de la supuesta coartada del alcalde perredista José Luis Abarca Velázquez: “En el momento de los hechos yo estaba bailando con mi esposa con el grupo Luz Roja de San Marcos, y no me enteré, hasta después”.
Pero menos comprensible es el reclamo del presidente del PRD, Jesús Zambrano, al gobierno federal, con el propósito de medio justificar el incidente: "Esta zona no ha recibido una sola presencia de la Gendarmería, han mandado a Tamaulipas pero guerrero no ha llegado nada para suplir a los municipales".
Y no lo entiendo porque es evidente el abuso de autoridad de la fuerza pública municipal y del estado contra los normalistas de Ayotzinapa, y tres desafortunados que fueron confundidos con el grupo de estudiantes. A menos que en esa línea de razonamiento se justifique cualquier barbaridad con el cuento de la guerra sucia electoral. Pero como una muestra de “disposición”, Zambrano pidió al alcalde solicitar licencia para no entorpecer la investigación.
Terrible la descomposición cuando los asesinatos son explicados en base a juegos políticos entre gobiernos de diferentes partidos. La narrativa se convierte en discurso de cinismos.
Lo cierto es que el gobernador Ángel Aguirre Rivero es de los que más se resisten al escrutinio de los organismos de la sociedad civil, dedicadas a la seguridad pública. De María Elena Morera dijo en más de una ocasión: “Que lata da esa señora”.


La presidenta de Causa en Común pidió su renuncia en su cuenta de twitter, ayer por la noche.
Guerrero evita las reglas que, aún perfectibles, son los únicos instrumentos de control de confianza y capacitación para profesionalizar a las policías estatales y municipales. En el Foro Sumemos Causas Ciudadanos + Policías, Enrique Peña Nieto se comprometió a impulsar la supervisión directa de las ONG´s a las quejas contras las policías. Aguirre Rivero está en las antípodas de esa exigencia social.
Están más frescas las palabras del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al referirse la semana pasada a la falta de compromiso de algunos gobernadores en el combate al crimen organizado -la misma queja de Felipe Calderón-, que la sangre de los masacrados en Iguala, derramada por la infamia de la administración del alcalde José Luis Abarca y su esposa, candidata a heredar la presidencia municipal.
El domingo por la mañana, no podía creer la acción criminal de los policías y la reacción del alcalde organizando una maniobra de distracción en diferentes puntos de Iguala, con disparos al aire y persecuciones falsas, para culpar al crimen organizado de la estupidez.
Bueno, a una hora de esa charla, nos enteramos de la ejecución del Secretario General del PAN en Guerrero, Braulio Zaragoza, en el hotel Mirador de Acapulco.
Pero Zambrano reclama la Gendarmería, el alcalde Abarca jura que el baile lo mantuvo ocupado en esos momentos, y Ángel Aguirre Rivero ve complicarse la alcaldía de Acapulco para su hijo Ángel Aguirre Herrera, y la continuidad del PRD en la gubernatura, con Armando Ríos Piter.



Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com