Seguir a Hugo Páez

jueves, 2 de octubre de 2014

Oportunidad de oro de Ricardo Anaya

Hugo Páez

Ricardo Anaya no necesita 15 minutos de fama. Los tuvo de sobra en la presidencia de la Cámara de Diputados, al salir fue ampliamente reconocido por compañeros, opositores y algunos medios de comunicación.
Pero como Secretario del PAN de la reelección de Madero, permaneció en la sombra. Virtud para unos, falta de carácter para otros.
Ahora tiene una oportunidad de oro al frente de Acción Nacional.
Tres meses parece poco tiempo, pero en ese lapso será evaluado para una eventual candidatura a la dirigencia del partido en agosto del 2015.
Habrá quienes le tiendan trampas, lo pongan a prueba, y exijan autonomía de Gustavo Madero, sobre todo ahora que el aspirante a diputado dejó en claro su regreso en enero.
Esta declaración sobrada, hace ver a Anaya como un alfil utilitario, y no como decisión de la Comisión Permanente. Lo convierte en una especie de apéndice del chihuahuense, un “ahí te encargo, sólo cumplo el requisito y regreso… no me muevas nada”.
Pero en política los que se van tienden al cuadro neurótico de sentir derechos sobre los que se quedan. Estas historias están llenas de rupturas, algunas de pasiones extremas, como la de Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari, la que no termina entre Miguel Mancera y Marcelo Ebrard Casaubón.
Estoy seguro de que si Hugo Chávez no hubiera muerto, y por alguna razón Nicolás Maduro estuviera donde está, el comandante sería el depositario de todos los males de Venezuela, y no un ícono a nivel de divinidad que sirve a la permanencia del Maduro.
Antes de los tres meses tendrá que haber resultados. El PAN vive una fuerte crisis que requiere de oficio político, de unidad cupular hasta donde sea posible, sin permitir el sometimiento o chantaje de grupos.
Ricardo Anaya prometió combatir la corrupción. No puede ser selectivo y ver solamente el ojo ajeno, el buen ejemplo por su casa empieza. Y su casa carga acusaciones fuertes.
Madero regresa y será responsable de los resultados electorales del 2015. Toda una saga, ya que en el Distrito Federal se pronostica una catástrofe, y de no lograr cinco gubernaturas y 200 diputaciones, como lo prometió, el grupo opositor sentirá el derecho de turno para revertir la descomposición.
El PAN debe conciliar también sus fantasmas. Escribo estas líneas en el aniversario del “Maquío” Clouthier del Rincón. El ejemplo del líder cohesor, con una familia asertiva, fiel a sus principios, aún cuando el perfil tiene una faceta extrema para el panista medio. Un abrazo a Manuel, Tatiana, Rebeca, Leticia y Doña Leticia Carrillo.    
Post mortem el Maquio recibió el último golpe del calderonismo con la simulación de la medalla Belisario Domínguez del 2013. Lo subieron en expectativas, pero el grupo de Ernesto Cordero Arroyo lo bajó de un madrazo, como me dijo Manuel Clouthier, para que sintiera más fuerte el golpe.
El argumento fue prefabricado, Jorge Luis Preciado cedió por la figura de Manuel Gómez Morín. Nunca le perdonaron al hijo del Maquío su posición autónoma en la Cámara de Diputados. El entonces presidente del PAN, César Nava, en su pequeñez oscura y falta de oficio político, lo intentó expulsar del partido sin saber que no era militante. Otro capítulo penoso de Acción Nacional y su falta de asimilación a la crítica.
Los sistemas en crisis están llenos de divergencias. A eso se va a enfrentar Ricardo Anaya como cabeza de una institución. Pienso que tomó una decisión acertada al sacrificar la candidatura de Querétaro y dejar el terreno libre a Francisco Domínguez. El juego que necesita el PAN es ganar - ganar, si Anaya queda al frente del partido a partir en agosto del 2015 necesitará de la fuerza de los gobernadores, y su proyecto personal vendrá después del 2018. Tiene todo por delante, más si la boca de Juan Ignacio Zavala es de profeta y a su ex partido le esperan 18 años de oscuridad.
Cómo lo he citado anteriormente: la grandeza es hija de la urgencia. A ver que trae este muchacho.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com