Seguir a Hugo Páez

jueves, 13 de septiembre de 2012

Javier Corral acostumbrado a navegar en aguas profundas

Hugo Páez

Brutal la carta de Javier Corral a Felipe Calderón Hinojosa.
Es un ensayo bélico de lo que será la guerra de todos contra todos, próxima a protagonizar el PAN en la ruta a la Asamblea Nacional Extraordinaria.
Nunca visto que un senador del mismo partido llame cobarde abiertamente a un presidente en funciones. Corral lo hizo sin matizar calificativos; una frase de la carta que publicó el periódico Reforma resume la personalidad del presidente "Lo que más te ha perjudicado eres tú, tu carácter colérico al que le gana el coraje en cualquier momento".
En una entrevista la oficina de campaña, el entonces candidato Felipe Calderón me dijo que era de mecha corta; en otras palabras, que reaccionaba a botepronto. No se si en el transcurso de su gobierno lo hizo, pero Javier Corral estuvo cerca de sus decisiones, y colaboró por momentos con sus cercanos en la Cámara de Diputados.
La comunicación privada se hizo pública, horas de después de que el presidente denunciara, sin nombres, a militantes de Acción Nacional que le pidieron apoyos para la campaña de Josefina Vázquez Mota “mas allá de los límites legales”.
Muchos indicadores deja el presidente en el intento por apoderarse del partido y la fuerza del PAN en el Congreso. Corral le exige que desista y los deje solo en la recomposición del partido. Y es cierto, muchas cosas se le pueden criticar al senador, menos la falta de agallas para enfrentar a las poderosas televisoras, en los momentos mas difíciles. Sufrió la embestida sin que alguien del gobierno federal lo ayudara, de hecho, uno de los reclamos epistolares es el estado de gracia en que deja el sexenio panista a Televisa y TV Azteca, de lo bien que les fue con Calderón, mejor que en la administración de Vicente Fox, y esa especie de sometimiento a sus intereses.
Pero debajo de la superficie está la adopción de culpas por la derrota histórica, y el control de lo poco que queda de la fuerza del partido. Calderón logró imponer a Ernesto Cordero Arroyo en la coordinación parlamentaria del Senado, y ese es un punto de apoyo para lograr acuerdos con el gobierno de Enrique Peña Nieto, que trasciendan al 1 de diciembre.
Los reclamos salen al paso de Calderón, en cada oportunidad en que los panistas lo tienen a su alcance “¿Por qué no ayudaron a Josefina?”, “¿Por qué nos dejamos ganar de esa forma por el PRI?”, es la tónica insistente. Seguramente aumentará decibeles a medida de que termine el calendario sexenal.
¿Había otro escenario? ¿otras opciones para enfrentar a la historia? No menos duras de lo que inició el senador Javier Corral, acostumbrado a navegar en aguas profundas. Ya no hay marcha atrás.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com