Seguir a Hugo Páez

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Enrique Peña frente al liderazgo de Hugo Chávez

Hugo Páez

Recuperar el liderazgo de México en América Latina fue el mensaje central de Enrique Peña Nieto en su primera travesía por el extranjero como Presidente Electo, sin embargo, el recorrido no varió gran cosa del primer viaje del Presidente Electo Felipe Calderón Hinojosa en el 2006.
El primero recorrió Guatemala, Colombia, Brasil, Chile, Argentina y Perú, y Calderón visitó los mismos, mas El Salvador, Honduras y Costa Rica.
En resumen, el avión de Peña Nieto no aterrizó en ninguno de los países del ALBA. Cuba y Nicaragua, por decir los tradicionalmente mas cercanos al PRI, fueron tachados del itinerario. La Venezuela Bolivariana de Hugo Chávez, con mayores vínculos en la izquierda mexicana, en víspera de la elección del 7 de octubre, pudo ser omitida para evitar cualquier interpretación de ingerencia hacia el que busca la reelección o el opositor de centro derecha Henrique Carriles Radonsky, así con “H”.
Sin embargo es poco comprensible la estrategia para recuperar el liderazgo cuando los países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) construyeron un bloque mas sólido que el resto de Latinoamérica, a pesar de que el auge petrolero de Venezuela y su dispendio con los países hermanados por la ideología es el verdadero aglutinador, no las luchas intestinas de Chávez.
Sin embargo Peña Nieto no podrá ignorar la terrible agresión de Chávez que tronaron mas de 3 mil 280 millones de dólares de inversión privada mexicana concentradas por Cemex y Maseca. Tan solo hace cuatro años Venezuela era el segundo país de Latinoamérica con mas inversión de México, atrás de Brasil. Hoy ocupa el quinto lugar, después de que en el 2008, Hugo Chávez ordenó la estatización de las tres principales cementeras extranjeras: la francesa Lafarge, la suiza Holcim y la empresa mexicana de Lorenzo Zambrano.
Las encuestas en Venezuela pronostican en promedio una ventaja de 15% a favor de Chávez, sin embargo los observadores internacionales dudan de la honestidad de los estudios de campo y algunos conocedores de la sociedad venezolana dan posibilidades al candidato de la Mesa de la Unidad Democrática Henrique Carriles, quien de última hora prometió que de ganar la elección, Venezuela se mantendría dentro de los países del ALBA, entre los que se encuentra Irán y Siria como observadores, dos grandes enemigos de Estados Unidos.
De hecho, el desaire de Peña Nieto a los países de la Alianza Bolivariana en su primer viaje al extranjero, es un mensaje para Barak Obama, que fortalece a las naciones de la Alianza del Pacífico, un bloque de libre comercio formado por Chile, Perú, Colombia y México.
Pero Cuba y Nicaragua persisten en el mapa mental del PRI, y estos dos países afianzaron fuertes vínculos con la Venezuela de Hugo Chávez durante el dominio del PAN en la Presidencia de la República.
Habrá que ver si Peña Nieto concibe el liderazgo Latinoamericano solo en términos comerciales frente al bloque político encabezado por Chávez, los hermanos Castro y la presencia inminente de Mahmud Ahmadineyad.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com hugopaez@prodigy.net.mx