Seguir a Hugo Páez

miércoles, 22 de agosto de 2012

¿Zambrano podrá controlar el “estallido social”..?

Un abrazo fraternal, entrañable y lleno de cariño
para Tina, Maria Elena y Francisco Galindo.
Adiós mi querido Arturo.


Hugo Páez

A menos que la postura de Jesús Zambrano y Alberto Anaya sea parte de una simulación rabiosa para mantener contento a Andrés Manuel López Obrador, la amenaza de estallido social, si el Tribunal Federal Electoral avala el triunfo de Enrique Peña Nieto, es mas que preocupante, aunque Zambrano aclare que no es una amenaza.
Los líderes de la izquierda deberán considerar que al hacer sonar los tambores de guerra los fieles lopezobradoristas no entenderán de matices, ni límites. Ejemplos sobran y solo falta una chispa para encender ese polvorín, que es en lo que convirtieron el movimiento #YoSoy132, aun cuando ahora sea una pálida sombra de lo que inició en la Universidad Iberoamericana.
Al hablar de estallido social Jesús Zambrano, declaró que los partidos que integran el Movimiento Progresista tendrán que valorar la decisión que resulte del juicio de nulidad, sin descartar que exista un estallido social ante una respuesta no favorable; agregó que el Tribunal Electoral tendrá que exponer cada uno de sus argumentos por los cuales sus alegatos no hayan sido considerados suficientes ante un proceso que evidentemente estuvo plagado de irregularidades.
Ante la amenaza de tomar casetas de cobro de autopistas, activar alarmas en el Metro y tomar acciones de resistencia civil, los grupos que integran el movimiento anti imposición encontrarán el banderazo de salida de los dirigentes de los partidos de izquierda. López Obrador prometió mantener las protestas en el marco de la ley, pero esta vez no es el candidato quien prende la mecha, sino los que tradicionalmente se dicen moderados.
Tal vez se trate de simples presiones para influir en el fallo del Tribunal, Los Chuchos “no cruzan la línea”, así los definen sus propios compañeros, pero eso no les quitará responsabilidad si la amenaza calienta el ambiente y provoca consecuencias graves en vísperas de la declaratoria de Presidente Electo.
Una postura totalmente contradictoria con el documento signado por las fuerzas de izquierda en Acapulco. En la reflexión playera el PRD, PT y Movimiento Ciudadano acordaron no repetir los errores del 2006 que los dejaron al margen de los acuerdos, por bailar la danza que les impuso Andrés Manuel López Obrador.
Esta vez juraron ejercer y mantener la potencia como segunda fuerza electoral, pero su naturaleza y los fantasmas del pasado los atrapan irremediablemente. Estallido social es un juego muy peligroso.

hugopaez@prodigy.net.mx página oficial: www.hugopaez.com