Seguir a Hugo Páez

martes, 14 de agosto de 2012

Cordero y Villarreal, ningún problema para Gamboa y Beltrones

Hugo Páez

Todo parece indicar que con la designación de Ernesto Cordero Arroyo y Luis Alberto Villarreal en la coordinación de las bancadas panistas del Senado y Diputados, Emilio Gamboa y Manlio Fabio Beltrones no encontrarán algún obstáculo para entregar buenos resultados legislativos a Enrique Peña Nieto.
Los nombres –sin sorpresa alguna en los dos partidos- son una garantía mas que abona a una toma de posesión tranquila el 1 de diciembre, ya que las bancadas de izquierda: PRD, PT y Movimiento Ciudadano, gritarán en solitario, si no es que dan la sorpresa al pronunciarse mediante protesta pacífica, tal como lo describió Andrés Manuel López Obrador el domingo, con su nueva estrategia de renunciar a las movilizaciones “para evitar el suicidio político”.
También para López Obrador será la oportunidad de oro al demostrar estilos menos agresivos pero sin claudicar, que lo alejen de aquel dañino “Es un peligro para México”, y le permitan pavimentar el camino al 2018.
El Movimiento Progresista siempre podrá alegar que Gustavo Madero simuló posturas contra Peña Nieto, que lo dejó solo en medios de comunicación y tribunales, en sus intentos de invalidar la elección presidencial. Pero a diferencia del PRD, al PAN se le desgaja a su presidente, está concentrado en evitar que Felipe Calderón le arrebate las pocas posiciones valiosas que le quedan al partido, y que Josefina Vázquez Mota busque aglutinar un movimiento paralelo, como el MORENA de López Obrador.
Las designaciones de Ernesto Cordero y Luis Alberto Villarreal le servirán para mantener quieto a Calderón y a los josefinistas, quienes adolecían de otras cartas fuertes para ocupar esas posiciones, ademnas de que la formación albiazul quitará octanaje a la izquierda en la construcción de alianzas.
En el lenguaje lopezobradorista revivirá el “PRIAN”, conformado por Gamboa, Beltrones, Cordero y Villarreal; rudos los primeros, y técnicos los segundos, debilitados por la crisis interna que, para las cámaras de medios de comunicación, darán uno que otro pataleo en una simulación descafeinada.
Cordero y Villarreal tendrán que olvidar que en su momento, su gobierno fue paralizado desde las bancadas del PRI en el Congreso, y debilitaron al máximo las propuestas que beneficiarían a Calderón y su partido.
Pero esa historia se dejará atrás, en puerta están seis años de nuevo gobierno que diseña entradas triunfales, una de ellas preparada por la concentración parlamentaria que programa Emilio Gamboa en Chihuahua la próxima semana, se habla de planes para meter un gol tempranero que ponga en alfombra roja los proyectos impulsados por Peña Nieto y exhiba a la izquierda en su dimensión real.
Y por si les faltara oficio a Gamboa y Beltrones, los planetas se alinearon con la decisión de Gustavo Madero, ahora falta ver si Manlio conserva la altura de miras en las reformas, mas allá de los intereses inmediatos del Ejecutivo. No tengo duda que si, pero los hechos tienen la última palabra.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com