Seguir a Hugo Páez

martes, 28 de agosto de 2012

Gamboa sienta a Cordero en la presidencia del Senado, sin experiencia legislativa

Hugo Páez

A simple vista está el criterio negociador que ungió a Ernesto Cordero Arroyo como presidente de la Mesa Directiva del Senado. Imposible compararlo con la experiencia legislativa de Emilio Gamboa Patrón, ni siquiera con la del perredista Miguel Barbosa, sin embargo, en un escenario en que Gamboa tomará la estafeta de la Cámara Alta eliminaría la posibilidad de que un priista llegara a la presidencia de los diputados, sumada a la vergüenza del PAN de ver a uno de los suyos envestir con la banda presidencial a Enrique Peña Nieto.
La designación de Cordero garantiza la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados a Manlio Fabio Beltrones, aun cuando de último momento Jesús Murillo Karam podría ser designado temporalmente, para embestir con la banda presidencial a Enrique Peña Nieto, ya que es inminente su integración al gabinete.
El ex Secretario de Hacienda no tiene ninguna experiencia parlamentaria, sin embargo va a iniciarse al mismo tiempo como legislador en la coordinación de la bancada de Acción Nacional, y en la Presidencia de Senado.
El pacto entre Gamboa y Cordero amarra el aval de las Reformas que interesan al PRI. Legisladores del PAN en las dos Cámaras deberán estar alertas que la posición que obtuvo el ex Secretario de Hacienda no comprometan la agenda parlamentaria de Acción Nacional, a cambio de fortalecer los intereses del calderonismo en la antesala de la Asamblea Nacional del PAN.
Gamboa trata de meter un gol tempranero en el Congreso con las Reformas que le fueron negadas a los gobierno panistas en los dos sexenios pasados. Todo iluminado con el aura de que son las modificaciones de ley que necesita México.
Las posiciones fueron definidas el domingo pasado, Beltrones en la presidencia de la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa a la Junta de Coordinación Política y Miguel Barbosa en el Instituto Belisario Domínguez.
Los acuerdos traen la bendición de Los Pinos, a todas luces es una negociación con la fuerza de Felipe Calderón en la bancada, ya que en las posiciones plurinominales del PAN hay elementos con mucho mas experiencia legislativa, es el caso de Roberto Gil Zuarth, Luisa María “Cocoa” Calderón, Marina Gómez del Campo.
Sin embargo, Cordero representa los intereses de Felipe Calderón en el conflicto interno del PAN que definirá en la Asamblea Nacional el futuro del partido, o de lo que queda de él.
El capítulo que cierra Calderón en la historia del partido se podría calificar como un rotundo fracaso: entrega al PAN como la tercera fuerza electoral, la imposición de candidaturas desde Los Pinos fue brutalmente dañina; Isabel Miranda de Wallace hundió al partido como nunca al obtener 13.6% de la votación, Luisa María “Cocoa” Calderón no pudo ganarle al PRI, en Michoacán, estado natal de los Calderón.
En la Cámara de Senadores, Ernesto Cordero tendrá que demostrar lo que en algún momento reclamó a Josefina Vázquez Mota: competencia en el trabajo parlamentario.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com