Seguir a Hugo Páez

miércoles, 8 de agosto de 2012

El Apocalipsis del PAN, según San Felipe de Jesús

Hugo Páez

Muy acertado el cálculo de Felipe de Jesús Calderón al llegar a la reunión parlamentaria en Jurica Querétaro, y recibir el aplauso fácil de legisladores favorecidos por el dedazo presidencial.
Ahí estaba el corderismo y el calderonismo para ayudar al presidente a endosarle la factura de la derrota a Josefina Vázquez Mota. Javier Lozano Alarcón inició la arenga matraquera en twitter y le siguieron los de siempre, los satisfechos por la generosidad felipista durante seis felices años. La “Familia feliz”, como les llaman los militantes de Acción Nacinal, y que están próximos a convertirse en el blanco de los inconformes y ofendidos por la soberbia. O sea, la mayoría de los panistas que no entienden como carajos Felipe Calderón prefirió regresar la presidencia de la república al PRI, antes que apoyar, como se debe, a Josefina Vázquez Mota.
La del lunes fue continuación de la gira presidencial de endoso de culpas. Nada nuevo dijo Felipe de Jesús Calderón en la cena con legisladores, un escenario mas para remarcar los errores de la candidata y su desprecio por la continuidad del “legado” calderonista. Fue a todas luces un reclamo por no publicitar su obra, hecho que parece olvidar que en algún momento Presidencia de la República reconoció su incompetencia para “cacarearse” a si mismo, y provocó la molestia y salida de Los Pinos de su fiel amigo Max Cortazar.
¿Por qué se dijo DIFERENTE Josefina..? reflexionó el aun presidente ante un auditorio a modo; ese error nos costó la presidencia; fue la inducción a la conclusión del discurso, en su versión del Apocalipsis panista.
Pero en el olvido voluntario quedaron la tolerancia a corromper los usos del poder, ejemplificados en la omnipotente Patricia Flores Elizondo y el fallido negociador que traicionó su palabra, Cesar Nava, prestó a hacer lo que sea, para complacencia del otro Cesar.
Enterrados permanecen los 60 mil muertos, incluyendo miles de daños colaterales y desaparecidos producto del letal método en la lucha contra el crimen. En espera está una clase militar totalmente ofendida por los modos dudosos y apresurados en que fueron enviados a la hoguera algunos de sus generales al cierre del sexenio, para complacencia de Estados Unidos. Una clase que será cobijada por los nuevos gobiernos.
Los ingenuos tratan de entender el juego a partir del rescate del orgullo panista, de la reconstrucción, ó refundación del partido. Nada mas alejado de la realidad, los movimientos de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa están concentrados exclusivamente en su supervivencia política, en intereses individuales, para eso requiere fortalecer su gente en el Congreso y en el CEN del PAN, y si ese camino pasa por el entreguismo con el nuevo gobierno, ¡hágase Señor tu voluntad..!
Pero Josefina debe apurarse antes de que sus 12 millones de simpatizantes se esfumen y que permee la versión presidencial del fracaso, y pase de ser la Señora de la Casa, a la Señora de la Derrota.

hugopaez@prodigy.net.mx página oficial: www.hugopaez.com