Seguir a Hugo Páez

jueves, 9 de agosto de 2012

Que el PAN ganador en el 2000 y el 2006 no le funcionó a Calderón

Hugo Páez

¿Habrá mucha diferencia entre el PAN que ganó la Presidencia de la República en el año 2000 y en el 2006, con el actual..?
Son pocos años de hacer gobierno para una cirugía mayor, para “refundarlo”, como propone Felipe Calderón Hinojosa, y trata Javier Lozano hasta el cansancio de explicar que no dijo eso.
El drama que los aqueja amerita un análisis a detalle de la clase en el gobierno que no pudo lograr la continuidad, y se enemistó con líderes de la talla de Vicente Fox Quezada y Manuel Espino Barrientos, además de mantener al margen a cuadros de primera.
Indudablemente todos los partidos necesitan autocrítica constante, actualizarse y adaptarse a la dinámica social.
A la vista está el atraso democrático al interior de todos los partidos comparado con los procesos, normas y derechos electorales que operaron en la pasada elección. Evidentemente son mas transparente que los registrados en los estatutos del PRI, PAN, PRD, PANAL, PT y Movimientos Ciudadano.
Pero el PAN no fue derrotado por ser mas imperfecto que el PRI o el PRD, o por ser mas autoritario, o menos transparente. Es una falacia propagada para conveniencia de los derrotados. Tampoco fue relegado al un tercer lugar por tener candidatos menos competitivos que sus adversarios, en todo caso, que sí los hubo, los ejemplos muestran que la imposición de candidatos fue un error de Calderón, como el de Isabel Miranda de Wallace en el DF, y Luisa María “Cocoa” Calderón en Michoacán. Por lo tanto, la urgente reconstrucción o refundación parece mas una cortina de humo para calmar culpas de un gobierno que no supo mantener la continuidad.
Felipe Calderón reclama a Josefina Vázquez Mota el rechazo a tomar la bandera de la continuidad del gobierno federal y a publicitarse como “Diferente”, que, según él, fue parte de la derrota.
Pero todas las encuestas y estudios de campo indicaban al cuarto de guerra y al PAN que debían marcar una clara diferencia con un gobierno mal calificado, en comparación con el candidato del PRI.
La ventaja de Enrique Peña Nieto y la cercanía de cualquiera de los precandidatos del PAN, con Andrés Manuel López Obrador, obligaban a proponer una oferta diferente, o se enfilarían a una segura derrota.
Josefina tuvo que arriesgar y tomar estrategias mas agresivas, además de que para revertir la distancia con Peña necesitaba todo el apoyo de Calderón y del gobierno federal, que nunca llegó.
Y no llegó, como se dice, por una vocación estrictamente democrática de Felipe Calderón, por supuesto que no, ya que la pulcritud estuvo ausente en la campaña de su hermana Luisa María Calderón, derrotada sorpresivamente a pesar del rechazo de los michoacanos al gobierno de Leonel Godoy que se volvió impresentable a consecuencia de las ligas de su hermano Julio Cesar con el crimen organizado. Esa derrota provocó muchas frustraciones ¿cómo explicar el rechazo a los Calderón en su estado natal..?
También esa pulcritud estuvo ausente en la cargada a favor del Ernesto Cordero Arroyo en la contienda interna del PAN, ahora se dice el proyecto presidencial para el 2018, para eso necesita la coordinación de la bancada en el Senado, obtenerla “haiga sido como haiga sido”.
Fue un secreto a voces en el gobierno, durante toda la campaña, que “el presidente se hizo a un lado”. Los Secretarios nunca recibieron línea para apoyar a Josefina, con Ernesto si la recibieron. Pero juran en el gobierno federal que problema actual es el barco, no la tripulación; ese barco que llegó a buen puerto en el 2000 y en el 2006, pero perdió timonel en el 2012.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com