Seguir a Hugo Páez

jueves, 7 de junio de 2012

No hay loco que coma lumbre

Hugo Páez

Cuando María Elena Morera le preguntó ayer a Andrés Manuel López Obrador si firmaría un compromiso para respetar el resultado de la elección del 1 de julio, el candidato de la izquierda le contestó con un rechazo retórico.
A ver si no se le ocurre decir que “desde arriba” mandaron a la presidenta de Causa en Común a ponerle una trampa para desarticular la idea del fraude electoral que afloró el martes en una reunión con sus fieles.
No solo eso, en la reunión con intelectuales evadió el compromiso de respetar también las reglas y al arbitro de la elección. Minutos antes, el presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita había declarado que no había elementos para pronosticar un fraude el 1 de julio.
La “jihad” está echada a andar y difícilmente detendrá a los apóstoles del movimiento.
Cuando se trata de iniciar un movimiento de este tipo, el odio es el principal ingrediente. Por citar un ejemplo, el 4 de noviembre de 1979, un grupo de estudiantes islamistas radicales irrumpió en la embajada estadounidense de Teherán persuadidos por el Ayatolá Jomeini, como protesta ante la decisión norteamericana de permitir que el dirigente en el exilio Mohammed Reza entrara en Estados Unidos para seguir un tratamiento médico.
Los estudiantes tomaron sesenta y seis rehenes y retuvieron a la mayoría durante mas de un año en lo que fue un prolongado conflicto mundial.
Ese mismo año, Jomeini creo el Basij Mostazafan (la movilización de los oprimidos) formado de jóvenes convencidos de
Importó de Taiwán decenas de miles de llaves de plástico y fueron dadas a los jóvenes que formaban parte del Basij. Estos se las colgaron del cuello, y se les dijo que las llaves que llevaban les servirían para entrar en el paraíso.
Los jóvenes estudiantes de todas las edades ocuparon las primeras líneas de fuego, los mandaron a marchar en formación a través de los campos de minas mientras entonaban cánticos relacionados a la Batalla de Karbala, en la cual uno de los más importantes mártires chiítas había sido torturado y asesinado.
El ejemplo extremo dista de los alcances en una democracia comparado con una república islámica, pero también hay que tomar en cuenta que para el deterioro no hay límites, ayer mismo en la Universidad Autónoma Metropolitana, Isabel Miranda de Wallace abandonó a paso veloz las instalaciones por las agresiones en su contra. Una prueba de la intolerancia en la presentación de una candidata a la Jefatura de Gobierno del DF.
Andrés Manuel tiene la responsabilidad en sus manos, el sobrecalentamiento puede provocar una tragedia. Ayer mientras tanto, rechazó un compromiso digno de la República Amorosa.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com