Seguir a Hugo Páez

miércoles, 6 de junio de 2012

El fraude es la República Amorosa

Hugo Páez

Que mas podrían pedir Carlos Marín, Ciro Gómez Leyva, Dense Maerker, Leopoldo Gómez, etcétera, hoy en el programa Tercer Grado de Televisa, que un invitado con las delicias conceptuales del fraude en puerta, la guerra sucia en su contra, el despertar de los jóvenes, la inequidad de los medios de comunicación; todo en un solo paquete llamado Andrés Manuel López Obrador.
En el 2006 escribí una columna que titulé “El Loquito”, me llovieron mentadas de madre de los seguidores de López Obrador. En ese momento me refería a una frase utilizada en infinidad de puntos de provincia, en vísperas de la elección presidencial. La gente comentaba a manera de pregunta, antes de leer el periódico: “¿Y ahora que hizo El Loquito..?”.
Paréntesis.- Hay que reconocer que ninguno de los candidatos de entonces y los de ahora, levantan pasiones como Andrés Manuel. Por ejemplo, uno de sus seguidores, medianamente agresivo, me envió un correo electrónico –las redes sociales estaban en pañales, de otra forma las mentadas hubieran sido por “tuit” o “face”- con la pregunta “¿Y como le dicen a tu puta madre..?”.
Todo ese calentamiento derivó en el plantón de Reforma que, según sus allegados con encuestas en mano, le costó un 30% de los simpatizantes. Una buena parte de la izquierda moderada pensó que el candidato por segunda vez no repetiría el numerito y lo reafirmaron al inicio de la campaña con la República Amorosa. Pero a fin de cuentas, no le funcionó.
Ayer por la mañana, el líder de la izquierda se dirigió a sus fieles con un mapa cronológico que anticipa su derrota, forzada por un hipotético fraude electoral, una vez que la “guerra sucia” en su contra no dio resultado y las fuerzas del mal tuvieron que repetir la historia del 2006, por lo tanto, ya ganó y se la robaron ¡punto!
El lunes el PRI envió un documento para joder a López Obrador cuestionando el pase de charola y el destino de los supuestos 6 millones de dólares que recaudaría. Trataron de sembrar la idea de que los recursos servirían para financiar un conflicto postelectoral. La intriga me pareció chafa, sobre todo que ese pase de charola en especial no se había concretado, sin embargo, por lo que respecta al conflicto, pasó de especulación a tesis, ya que las palabras de Andrés Manuel van en ese sentido.
Los Chuchos, Marcelo Ebrard y Manuel Camacho Solís deben estar haciendo cuentas del costo de esta nueva turbulencia, en el 2018, aun cuando seis años es la mar de separación.
Por lo pronto el viraje de López Obrador entierra en pocos días a los convencidos de su nueva cara, llegará al segundo debate con su verdadera personalidad y la bandera de los jóvenes levantados a partir del viernes negro en la Ibero. Sin embargo habrá que agradecerle la mascara fuera del rostro, tal vez fue mucho tiempo para mantener subyugado al Andrés Manuel del 2006, y de nuevo se muestra tal como es. Así que, los llamados a votar no pueden decirse engañados.

hugopaez@prodigy.net.mx página oficial: www.hugopaez.com