Seguir a Hugo Páez

martes, 7 de octubre de 2014

Navarrete y Aguirre Rivero se juega Guerrero y financiamiento del PRD

Hugo Páez


A unas horas de que Rodrigo Archundia Barrientos y Tomás Zerón de Lucio, titulares de la SEIDO y de la Agencia de Investigación de PGR, anunciaran la atracción de la matanza de Iguala a nivel federal, el fiscal del Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, se adelantó el domingo por la tarde a cualquier fallo de la federación al atribuir el asesinato de estudiantes levantados y los que cayeron en la plaza de Iguala, al grupo del crimen organizado Guerreros Unidos.
El Fiscal tuvo conocimiento de las sospechas y líneas de investigación de PGR que ubican a Mario y Salomón Pineda Villas, hermanos de María de los Ángeles Pineda Villas, esposa del alcalde de Iguala José Luis Abarca Velázquez, como parte de la estructura del grupo delictivo Guerreros Unidos.
La intención de Iñaki Blanco fue sobreponer la verdad oficial del gobernador Ángel Aguirre Rivero sobre la investigación federal, ante el evidente motivo político de la masacre atribuida al alcalde, su esposa y al director de Seguridad Pública, como parte del grupo perredista Los Chuchos, al gobernador Aguirre Rivero, el ex senador Lázaro Monzón y al senador Armando Ríos Piter, precandidato al gobierno del estado.
Evidentemente Carlos Navarrete, como nuevo presidente del PRD sesionará hoy en Iguala, en defensa del territorio político y el financiamiento de Guerrero que recibe el partido. Las frecuentes reuniones plenarias de diputados y senadores son a cargo del gobierno del estado, amén de campañas políticas en otros estados.
La crisis y el enfrentamiento con la federación son brutales. Desde el martes 30 de septiembre Ángel Aguirre Rivero tuvo conocimiento del hallazgo de fosas con cuerpos de posibles normalistas asesinados, sin embargo no informó hasta el jueves 2 de octubre, y casualmente el alcalde de Iguala José Luis Abarca y su primo Francisco Salgado Valladares, director de Seguridad Pública, huyeron el miércoles 1 de octubre.
Jesús Murillo Karam y Tomás Zerón investigarán en sitio. Enrique Peña Nieto pidió al gobernador asumir su responsabilidad, pero no esperó respuesta, ante la evidente manipulación de evidencias y protección a funcionarios ligados al crimen organizado.
Para encender la flama, ayer a las 7 de la noche líderes del magisterio sesionaron en la Secretaría de Educación de Guerrero en Chilpancingo, y acordaron un plantón permanente a partir de las 10 de la mañana en la capital del estado, hasta la renuncia del gobernador Aguirre Rivero, en protesta por la masacre de estudiantes de la Normal Rural.
El lunes 29 de septiembre publiqué en esta editorial (http://goo.gl/2v2Rrr)  “En un intento de disfrazar el error y achacarlo al crimen organizado, civiles encapuchados y policías aterrorizaron en varios puntos de Iguala con disparos al aire y persecuciones falsas…”
“La violencia brutal tuvo origen el viernes por la tarde, en el informe de labores (de la titular del DIF), parecido más a una gran campaña política para su esposa y candidata a la alcaldía, con grupos musicales y verbena. Al evento llegó un contingente de estudiantes de la normal de Ayotzinapa, la familia de María de los Ángeles Pineda montó en cólera y ahí iniciaron los disparos contra los jóvenes…”
“Los hechos se suman a un historial de horror en el estado, con el asesinato del Síndico Justino Carvajal, sobrino de Félix Salgado Macedonio, y el regidor Arturo Hernández Carmona. Los dos críticos del alcalde de Iguala José Luis Abarca”.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx

www.hugopaez.com