Seguir a Hugo Páez

jueves, 2 de mayo de 2013

No nos engañemos, lo que le interesa a Obama es la seguridad


Hugo Páez

          Por mas que el discurso oficial en torno a la visita de Barak Obama gravite en otros temas, bilateral económico y migratorio, por ejemplo, el gobierno de Enrique Peña Nieto y su embajador en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, saben que el interés primordial del presidente norteamericano es la seguridad, mas aun que se despojó del protocolo electoral obligado en los mandatarios que buscan la reelección.
         Eduardo Medina Mora vivió la presión de Estados Unidos en los primeros tres años y medio del gobierno de Felipe Calderón. En ocasiones las fuertes críticas del entonces Procurador General de la República reflejaban los niveles de frustración y molestia por el esfuerzo en el combate al crimen organizado, no correspondido de igual manera allende el Río Bravo.
         Y aun cuando en la agenda bilateral México privilegie temas como lavado de dinero, tráfico de armas, y el consumo de drogas, la propuesta de buscar mecanismos alternativos a la iniciativa Mérida, revela la dificultad de todo el sexenio anterior para lograr avances con un mismo objetivo.
         Por si fuera poco, el ataque en el maratón de Boston eleva la seguridad como prioridad, aun cuando no se trate de un grupo extremista externo, no obstante que el interés de Obama es lo que va a hacer Peña Nieto para detener el flujo de droga e inmigrantes a su país.   
         El temor de que el Presidente de los Estados Unidos centre la agenda en el combate al crimen organizado tuvo su preventivo en la detención de Inés Coronel, suegro de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera a menos de dos días de la visita y después de los editoriales en medios norteamericanos que hablaban de una cierta tolerancia de Felipe Calderón y Genaro García Luna al cartel de Sinaloa.
         Pero como dice Manuel Clouthier, si es el camino que seguirá Peña Nieto va a necesitar detener como a 50 suegros de El Chapo y a sus parientes, aun cuando la relación familiar no implique complicidad, o sociedad con el crimen.
         Y ni hablar del tema migratorio, la subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, hermana del Subcomandante Marcos pasa perfectamente desapercibida en el tema, amén de que el Comisionado del Instituto Nacional de Migración, Ardelio Vargas Fosado, tiene un perfil mas policiaco que académico o de derechos humanos, fue funcionario del CICEN, de la Policía Federal Preventiva, AFI, PGR y diputado con licencia para ocupar la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla.
         Ardelio tiene la ventaja de mantener una fuerte amistad con el embajador Medina Mora, lo que en teoría facilitarían proyectos en la agenda migratoria. En la historia de los desencuentros con Genaro García Luna el ahora Comisionado del INM fue una de las manzanas de la discordia que terminó en uno de los arranques de furia de Calderón al enviar a Medina Mora a la embajada en Inglaterra.
         Pero lo que en verdad se escapa de toda lógica, o tal vez en la lógica de que los asuntos migratorios nos valen, es la designación en el Senado de la atleta Ana Gabriela Guevara como Presienta de la Comisión de Asunto Migratorios.
         De risa loca, si en la Cámara Alta trataron de buscar un perfil mas disímbolo, no lo encontraron, bueno, ella no encontró su curul en el Senado al buscarla en la Cámara de Diputados en la toma de protesta. En fin, luego les platico de su visita a Guatemala con un grupo de académicos del Colegio de la Frontera Norte y funcionarios del gobierno mexicano.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com