Seguir a Hugo Páez

jueves, 9 de mayo de 2013

Negociando el Estado de Derecho


Hugo Páez

         En los primeros cinco meses del sexenio se percibe un gobierno mucho mas negociador que el de Felipe Calderón Hinojosa, al que podemos atribuir grandes errores, menos el de correr a cuanta mesa de acuerdo se necesite para negociar el Estado de Derecho.
         Y no obstante que presenciamos enfrentamientos públicos del ex Presidente de la República con jueces y la estructura del Poder Judicial, ante la frustración de ver libres a criminales o delincuentes comunes por beneficios legales, en ningún momento se propició la subcultura de la mesa de diálogo, solo en casos puntuales como el conflicto de la Nueva Jerusalén.
         En cambio este gobierno inició negociador.
         El Pacto por México, es una mesa de diálogo que en buena medida negocia lo que ya está en la ley, en otra parte emula un gran acuerdo con el objetivo primordial de aprobar las reformas de ley pendientes, no obstante que el texto compendie un alcance mucho mayor, de impacto en los estados de la república, por lo cual resulta paradójico marginar a los gobernadores en la firma inicial, motivo por el cual el apartado: 3) Acuerdo para la Seguridad y la Justicia, tendrá enormes obstáculos en la implementación y operación en las 32 entidades.
         ¿Cuáles son los riegos de negociar el Estado de Derecho..? Que cualquier grupo lo puede violentar sin consecuencias. Ahí está la detención de cuatro maestros acusados de sedición, terrorismo, motín y daños, liberados a las pocas horas en pro de evitar “un mal mayor”, según la visión del gobierno federal, sumado a la impune incursión de los encapuchados que secuestraron y vandalizaron el edificio de Rectoría de la UNAM.
         Y para colmo de la negociación dentro de la mesa de negociación llamada Pacto por México, Gustavo Madero “olvidó” la petición de renuncia de Rosario Robles a Sedesol y el juicio político al gobernador de Veracruz Javier Duarte, por una salida negociada que le permitió regresar a formar parte de los abajo firmantes, después de calmar los ánimos al interior de su partido.
         En la subcultura donde se permite negociar el Estado de Derecho contrasta la posición del sector de la opinión pública que se congratuló por la liberación de la secuestradora Florance Cassez -sentenciada por tres jueces a 60 años de prisión- bajo el argumento de la pulcritud legal, con la tolerancia en las negociaciones del magisterio violento, agresor y los encapuchados que secuestraron el edificio de rectoría de la UNAM.
Cassez sirvió como venganza de los opinadores contra Genero García Luna, en los otros casos, el Derecho negociado, fue justificado por ese mismo sector.
         ¿Cuál es el límite para negociar la ley..? Los gobernadores, los presidentes municipales y el gobierno federal lo deciden en casa caso, “hacer política”, le llaman. Es la salida que en la mayoría de los casos asegura supervivencia. Es el camino menos costoso, por lo tanto, cualquier grupo medianamente organizado tendrá esa ruta libre y podrá negociar el Estado de Derecho, antes de que les apliquen la ley.
        
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com