Seguir a Hugo Páez

martes, 13 de marzo de 2012

Regatean a Josefina el control del partido

Hugo Páez

         A diferencia de Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota no tiene en la mano el control del partido. Las condiciones son diferentes con un presidente de la república que ejerce su peso específico y benefició a los corderistas en la distribución de candidaturas a senadores y diputados. La inercia política en un partido que dejó la oposición once años atrás es incomparable con una cultura forjada en ejercer gobierno durante 70 años, sin embargo, el timón que mueve todo el barco es una ventaja considerable de Peña, y fue una desventaja de Vázquez Mota entre confusiones y tenues líneas de mando en el desorden de la toma de protesta en el estadio Azul.

El error en la organización recuerda la incompetencia en la elección de Michoacán, la del Estado de México, y la extraña designación de Isabel Miranda de Wallace como candidata a la jefatura de gobierno del DF.

Josefina no puede darse el lujo de repetir un ridículo de ese tamaño. Los corderistas ya son ganadores de posiciones en el Senado y en la Cámara de Diputado. La burocracia del partido se las arregla para seguir ganando, asi que, no debe desestimar el desinterés de los que ya la hicieron, aun cuando pierda la elección presidencial. Son las desventajas de la falta del control de todo el partido, aun cuando Madero y compañía digan poner todo bajo sus pies.

La lección del estadio Azul es a tiempo; de no servir para la toma de decisiones corre el riesgo de repetirse. De nada sirven los enojos de Roberto Gil Zuarth y sus operativos, si no hay una ingeniería electoral de primer orden.

Atrás debe quedar la soberbia de los que se dicen ganadores pero deben tomar el control; es una historia que se repite en los círculos rojos de los candidatos del PRI y el PRD. Es una historia que vivió Felipe Calderón con sus cercanos, la mayoría de ellos alejados de Los Pinos, otros fallecidos.

Se dieron de topes quienes trataron de estirar la paciencia de los panistas acarreados en el estadio Azul. Josefina tendrá que darle vuelta a la hoja lo mas pronto posible, para revertir la mala imagen de militantes dándole la espalda, rumbo a la salida del estadio, en pleno discurso.

La burocracia del partido se regocija, se alaba entre si como un club de beneficiados que justifican sus decisiones, como la de Fernando Larrazabal, contra el sentido común y la opinión pública. La tarde de ayer la Comisión Política del PAN dio un espaldarazo a Gustavo Madero, a pesar de la ola de críticas por los nombramientos de candidatos en Nuevo León. Mientras tanto el liderazgo del PAN sigue dividido entre el grupo del CEN, el del presidente de la república y la candidata Josefina Vázquez Mota.
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com