Seguir a Hugo Páez

jueves, 15 de marzo de 2012

BizJet la corrupción que no quiso ver la Secretaría de la Función Pública

Hugo Páez
         Desde la muerte de Ramón Martín Huerta hasta la de Francisco Blake Mora, pasando por la de Juan Camilo Mouriño y decenas de accidentes de aeronaves de la Policía Federal, PGR, Gobernación, Estado Mayor, Sedena, Marina y otras dependencias federales, se ha cuestionado el mantenimiento de los vehículos aéreos del gobierno y sus “protocolos bananeros”, como me lo definió en corto un alto funcionario del gobierno federal.

         La información no fue suficiente para levantar sospechas en la Secretaría de la Función Pública, de que algo verdaderamente grave ocurría con los servicios contratados en gobierno federal y los estados. Salvador Vega Casillas se dedicó a presentar en conferencia de prensa a cuanto servidor público “sospechoso de corrupción” encontraba, para que la inmensa mayoría de casos fuera exonerado al turnarlos a la Procuraduría General de la República.

         Ahora sabemos que la SFP en este sexenio fue plataforma política para Vega Casillas y Germán Martínez Cázares. El primero es candidato plurinominal del PAN al Senado, el segundo brincó del gabinete a la presidencia del partido, con resultados desastrosos, y a pesar de que vivieron las tragedias aéreas de lo Secretarios, nunca investigaron a fondo a las compañías que dan servicio de mantenimiento y reparación, como lo descubrió el Gobierno de Estados Unidos y se difundió ayer, que ahora pide al PGR que investigue a funcionarios de Presidencia de la República, de la Policía Federal, y de los estados de Sinaloa y Sonora, por corrupción en el otorgamiento de contratos de mantenimiento a la empresa norteamericana BizJet Internacional Sales & Support, de Oklahoma.

         La acusación de sobornos es en el periodo del 2004 al 2009, en estos años pasaron tres Secretarios de la Función Pública: Eduardo Romero Ramos, quien heredó en el 2003 la oficina de Francisco Barrios Terraza, su padrino político en Chihuahua.

Al inicio del sexenio en el 2006, Felipe Calderón designó a Germán Martínez, quien pasó por la Secretaría sin tocar a ninguno de sus correligionarios importantes, con el propósito de evitar obstáculos en su camino a la presidencia del partido. En el 2007, Salvador Vega Casillas prometió un combate a fondo a la corrupción gubernamental. Solamente llenó de conferencias de prensas con todo tipo de medios de comunicación, en las que sorprendía a las dependencias que le habían proporcionado información de prácticas corruptas, las cuales se atribuía como investigaciones propias.

         El propósito mediático de Vega Casillas le acarreo problemas con los titulares de dependencias como: PEMEX, Seguro Social, ISSSTE, PGR, entre otras, a los que hacía ver como tolerantes de las irregularidades que ellos mismos habían denunciado.

El resultado: una cantidad mínima de funcionarios acusados, fueron consignados. El otro resultado: Salvador fue premiado con una curul plurinominal en el Senado.

         Cinco años en que los tres Secretarios pudieron investigar con seriedad la participación de las compañías de mantenimiento y reparación de aeronaves oficiales, a partir de la muerte de Ramón Martín Huerta, el 21 de septiembre del 2005.

         No hay duda, habrá que tomar en serio la propuesta parlamentaria de una Fiscalía Anticorrupción, con total autonomía del Poder Ejecutivo.

twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com