Seguir a Hugo Páez

martes, 20 de marzo de 2012

La estrategia atrás de Córdova Villalobos

Hugo Páez
         En junio del 2009, el gobierno de Felipe Calderón anunció la distribución de la Cartilla Nacional de Salud a través de la Secretaría de Educación Pública, recién tomada por Alonso Lujambio el 6 de abril del mismo año.

         El instrumento que acomodaba mas a la Secretaría de Salud, en esos momentos encabezada por José Ángel Córdova Villalobos, fue trasladado a los dominios de uno de los hombres presidenciables del sexenio. El programa prometía un gran impacto a nivel masivo, por lo tanto, con buena influencia electoral, ya que en las primeras etapas el beneficiaría a mas de 25 millones de mexicanos; sumado a otras variantes de la misma cartilla, destinada para mujeres y hombres de 20 a 59 años, y para adultos mayores de 60.

         Pero ahora el destino puso en manos de Córdova Villalobos lo que le arrebató a mediados del sexenio, con una perspectiva totalmente distinta, pero muy útil para los propósitos del buen gobierno que promueve Josefina Vázquez Mota, la mujer que cobijó al doctor después del fracaso en la candidatura a la gubernatura de Guanajuato.

         Por extraño que parezca el movimiento de Calderón al meter a un médico a Educación Pública, pues no resulta tanto cuando el perfil amerita a un hombre acreditado, en una Secretaría que extralimita sus funciones a la las de Salud Pública, aun cuando en un principio la Cartilla fue exigencia del sindicato de Elba Esther Gordillo, que en estos momentos se encontraba a sus anchas en una dependencia acéfala, por la enfermedad de Alonso Lujambio.

         A menos de cuatro meses de la elección presidencial, poco o nada podrá hacer Córdova por la educación, empantanada en problemas tan profundos, que cualquier visión a corto o mediano plazo le queda chica. Sin embargo, la SEP fue reforzada desde junio del 2009 con un arma poderosa, que beneficia también a un millón 700 mil trabajadores de la educación, y que tiene la virtud de ser un programa muy ambicioso de salud, ahora en manos del doctor Córdova, en coordinación con las Secretarías de Salud, Marina, Defensa Nacional, IMSS, ISSSTE, DIF y Petróleos Mexicanos, con la meta de atender a Alumnos, Maestros, Trabajadores de la Educación y Padres de Familia.

         Así que nada de extraña es la designación de José Ángel Córdova en la SEP, un hombre de mucha confianza para la candidata del PAN, y para el presidente de la república.

          El movimiento estratégico rebasa a la SEP; de ganar Josefina la Presidencia de la República, Córdova será uno de sus generales mas importantes del gabinete.

         El doctor sobrevivió a los “cañonazos” y al canto de sirenas priistas, se mantuvo firme; como me dijo tres días antes del NO definitivo a la gubernatura de Guanajuato por el PRI: “Nunca he pensado enfrentar a mi partido (PAN) en Guanajuato, desde otra trinchera, me quedo con Josefina”.

twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx