Seguir a Hugo Páez

jueves, 8 de marzo de 2012

El TRIFE podría ordenar el registro de Manuel Clouthier

Hugo Páez
Entre indecisiones, Manuel Clouthier Carrillo escogió el camino de la congruencia, para convertirse en el combativo activista ciudadano contra la federación de partidos políticos. Esa que mantienen secuestrados los recursos económicos y mecanismos electorales que permiten acceder a las candidaturas.

Poco podrán hacer las autoridades electorales contra el temperamento y la constancia del hijo del Maquío. Una muestra ocurrió en Sinaloa; entre organismos y tribunales de la materia, obligaron al PAN estatal a registrarlo como precandidato al Senado, a pesar de que los comités, estatal y nacional, le cerraron la puerta.

Manuel olfateo una maniobra electorera de desgaste en su contra, que lo vencería en la contienda, decidió quedarse con el triunfo del tribunal en la mano, y finalmente rechazó el registro.

Como el joven púgil que se trenzaba en Culiacán contra todo aquel que pretendía discriminarlo por su apellido francés, Manuel sabe medir su músculo, así lo hizo en Sinaloa al buscar una curul en la Cámara Alta, ahora va por la grande. Pase lo que pase, habrá iniciado una zaga que puede traerle dividendos en el 2018.

A los Consejeros del IFE les espera un largo debate en los medios de comunicación cuando impidan el registro de Clouthier a la Presidencia de la República. Organismos internacionales exhibieron las leyes electorales mexicanas como retrógradas y violadoras de los derechos políticos. Buena parte de este penoso camino lo recorrió el ex canciller Jorge Castañeda, no claudicó, logró fallos favorables que cimentarán los argumentos del diputado sinaloense, en una atmósfera adversa que ha venido cultivando el Instituto Federal Electoral a partir de las confusas modificaciones a la ley electoral del 2007.

         Según los expertos en derecho, Clouthier Carrillo tiene toda la razón jurídica, los legisladores son culpables por no establecer el procedimiento en el COFIPE, inscritos en la Constitución y los tratados internacionales que garantizan este derecho.

         La Supremacía Constitucional existe, el IFE tendría que aceptar el registro de los candidatos que lo requieran, es la importancia real de las modificaciones al artículo 1º de la Constitución, reformado el 10 de junio del 2011, que dice: En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.

Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad…”.

         Con la ley bajo el brazo, Manuel Clouthier Carrillo acudirá al IFE a registrarse, ahí seguramente le negarán el derecho, de acuerdo a las declaraciones sobre el caso que ya emitieron de algunos consejeros. Posteriormente acudirá al Tribunal Federal Electoral para apelar la decisión del Instituto de Leonardo Valdés Zurita. De no intimidarse por presiones, el TRIFE seguramente ordenará el registro del hijo del Maquío. Un triunfo ciudadano que dará el primer golpe a la cofradía de partidos.

twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com