Seguir a Hugo Páez

miércoles, 21 de marzo de 2012

Calderón el daño colateral de la Corte

Hugo Páez
La probable liberación de Florence Cassez pondrá en alfombra roja un arsenal para la oposición al partido en el gobierno, en la recta final de la elección presidencial.

Indudablemente sería un acto de repudio público al método de Felipe Calderón en el combate al crimen organizado, y desatará una ola de litigios de delincuentes y presuntos, que consideren violación al Debido Proceso.

El golpe afectará directamente a Genaro García Luna, el principal estratega en la lucha contra el crimen y uno de los hombres mas cercanos al presidente Calderón. Seguramente alentará a todos aquellos que quieren abrir la caja de Pandora en su contra, con la esperanza de encontrar las monstruosidades que propagaron como leyendas urbanas.

En el último gran tramo de la campaña presidencial, la propuesta del ministro Arturo Zaldivar podría dar un golpe demoledor a Calderón y al PAN. El presidente intuye los efectos colaterales de la decisión de la Corte y se adelantó el lunes con un juicio mediático que podría ser interpretado como violatorio de la autonomía del Poder Judicial.

Afirmó en Veracruz que los tecnicismos legales no deberían ser suficientes para liberar a delincuentes y cometer injusticias. A un costado, el Secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro Garcia Luna, lo escuchaba en la supervisión de un penal de "ultra máxima" seguridad. El momento y el tema propicio para marcar posiciones y cobijar al hombre de todas sus confianzas en la guerra contra el crimen, que está a punto de ser linchado mediáticamente, si el tribunal supremo libera a la secuestradora sentenciada a 60 años de prisión.

Dos de los cinco ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación están claramente contra la ponencia de Arturo Zaldivar: Guillermo Ortiz Mayagoitia y Jorge Mario Pardo Rebolledo; el gobierno federal intensificó el cabildeo en las ultimas horas para convencer cuando menos a uno de los dos restantes: José Ramón Cossio y Olga Sánchez Cordero.

Lunes y martes, el presidente Felipe Calderón y el Secretario de Gobernación presionaron a la Corte sin importar que legisladores del PRI y el PRD reclamaran la injerencia del Poder Ejecutivo, en el Judicial. No hay marcha atrás, el escándalo será de proporciones internacionales y Calderón se juega la imagen de las autoridades federales en una lucha que ha provocado alrededor de 50 mil muertos en lo que va del sexenio.

Decenas de medios extranjeros transmitirán desde la Suprema Corte reportes en vivo a Europa y Estados Unidos. No se trata de una buena o mala imagen que afecte al turismo, es un juicio al proceder de la federación en el sexenio, en el problema número uno del país: la inseguridad; y todo esto, en la recta final de la carrera presidencial.

hugopaez@prodigy.net.mx / Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com