Seguir a Hugo Páez

martes, 31 de agosto de 2010

Le regalan una Barbie a Calderón... en vísperas del informe

Hugo Páez

Día redondo para Genaro García Luna: depura a 3 mil 200 policías federales, acción que puede provocar críticas ácidas, pero en el ocaso del lunes anuncia la captura de Edgar Valdés Villarreal “La Barbie”, uno de los narcotraficantes mas buscados.
Decisiones como echar a la calle a miles de policías federales tiene consecuencias en varias dimensiones. Reprobar exámenes de confianza siembra sospechas en la población, policías que no son aptos para servir son aptos para delinquir. Los corridos no son rechazados de nuevo ingreso, trabajaron en la Secretaría de Seguridad Pública Federal y, aun con los controles de Genaro García Luna que separa ámbitos de operación para evitar fugas de información, ahora en la calle tienen datos útiles para el crimen organizado como la identificación de mandos, armamento, mecánica de operativos, etcétera.
Indudablemente Genaro no podía quedarse con los malos elementos solo por evitar críticas que lo acusarían de mandar a la calle a delincuentes. Amputar el nueve por ciento de la federal en momentos tan críticos como la aparición de autos bomba, la masacre de 72 inmigrantes y el segundo asesinato de un alcalde; esa decisión, debe estar cimentada no solo en razón de depurar, sino de confiar en mantener un estricto control sobre los despedidos, 465 de los cuales son sospechosos de cometer delitos.
La semana pasada me encontré a Genaro en un restaurante oriental al sur de la ciudad. Era la imagen de un padre de familia cualquiera, con esposa e hijos, no identifique a un equipo de seguridad cerca de él, seguramente estaban por ahí, sería una gran irresponsabilidad no tenerlo. Hablaba relajado y no tenía síntomas de desvelos, ni ansiedad. De un profesional que sabe lo que hace. No imagino a un secretario con mas presión, al pie, desde el inicio del sexenio.
Le tocó ver partir a Eduardo Medina Mora de la Procuraduría General de la República, a Francisco Ramíre Acuña de Gobernación, la desgracia de Juan Camilo Mouriño y José Luis Santiago Vasconcelos; el despido de Roberto Campa Cifrián del Consejo Técnico del Sistema Nacional de Seguridad Pública y a su maestro del CISEN Jorge Tello Peón. Ayer atrapó a “La Barbie”, resultado como el que quisiéramos ver mas, el mes pasado fue la Secretaría de la Defensa Nacional con Nacho Coronel, y la marina anteriormente con Arturo Beltrán Leyva.
¿Hasta donde se va a incrementar mas la espiral de violencia, cuando va a disminuir, y en cuantos años lograremos una seguridad pública aceptable? Hasta ahora son preguntas sin respuesta en el gobierno federal, datos difíciles de estimar, que van a ser veneno en la elección presidencial del 2012. Pregúntenle al PRI.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
hugopaez@prodigy.net.mx
http://twitter.com/hugopaez