Seguir a Hugo Páez

martes, 3 de agosto de 2010

Nacho Coronel paseaba a sus anchas ¿Y Plataforma México..?

Hugo Páez

Imagine usted que Osama Bin Laden fuese capturado por la Guardia Nacional de Estados Unidos en Chicago, y un alto funcionario del Pentágono diera a conocer la acción en conferencia de prensa como una gran labor de inteligencia.
Lo primero que pensaría es ¿¿¡¡Como, estaba en una de las ciudades más importantes y no lo capturaban..!!??
Podría imaginarse que el trabajo de inteligencia se limita a preguntar a los vecinos si Osama andaba por ahí, y mas o menos en que fechas y horas lo hacía.
Es el caso de la muerte de Nacho Coronel en la zona conurvada de Guadalajara Jalisco. Seguramente al ejército mexicano le da mucha pena aceptar públicamente que no puede confiar en absoluto en sus organizaciones pares en nuestro país. Que no puede informar previamente de un operativo importante a la gente de Genaro García Luna de la SSP, Arturo Chávez Chávez de PGR y Guillermo Valdés del CISEN.
Que la SSP tendrán mucha Plataforma México, pantallas de plasma, cámaras en todo el territorio nacional, comunicación satelital, etcétera, pero que Nacho se paseaba por Guadalajara y alrededores con libertad, como lo hacía “El Mochomo” Beltrán Leyva en Culiacán, Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca y el Vicentillo Zambada en el DF. Tres capitales de estados y una de la república.
Al Mochomo los policías del rumbo pasaban por la casa donde fue capturado en un barrio residencial y saludaban a sus escoltas: “¿Está todo bien?”, y proseguían con su rondín.
Es imposible imaginar a Nacho Coronel totalmente enclaustrado, no en su zona residencial. El trabajo de inteligencia pudo limitarse a filtrar a unos trabajadores en los Oxxos del área para vigilar sus movimientos. Sin embargo, el éxito de la operación no pudo ser sin la difícil tarea de mantenerla en absoluta secrecía.
¿O sea que no lo querían atrapar? Posiblemente sí, pero no todas las corporaciones. Desde la central de monitoreo de Plataforma México pudieron observar durante años: “¡Ah mira, ahí van de nuevo las camionetas de Nacho Coronel!”. Y como dicen que mantenía bajo perfil y solo traía a un guarura: “Mira se bajó en el Oxxo por unos cigarros y una chelas”.
Pero un día, sin que nadie avisara a Plataforma México, la AFI, Policías estatales, municipales, etcétera, vieron en la tele al ejército en operación, en una zona residencial que debe ser familiar para los departamentos de inteligencia: “¡Ahhhh, es por donde vive Nacho Coronel..!”.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
hugopaez@prodigy.net.mx
http://twitter.com/hugopaez