Seguir a Hugo Páez

jueves, 7 de enero de 2016

Para leer a Charlie Hebdo, mucho más que terrorismo islámico

Hugo Páez

“En 2027 uno de cada dos franceses será musulmán, en 29 años Francia será una república islámica” alerta un reportaje científico sobre los cambios demográficos en el mundo, a un año del atentado a la revista parisina Charlie Hebdo, convertida en ícono de la libertad de expresión después de la masacre terrorista.
Los datos sobre la inmigración islámica son demoledores, con una tasa de fertilidad superior a los 6 hijos por pareja, contra 1.38 hijos promedio en las familias de la Unión Europea.
Angela Merkel fue la primera cabeza de estado en hablar públicamente de este fenómeno. Reconoció que hasta el momento no pueden revertir la caída en la población alemana, por lo tanto, se proyecta una Alemania islámica en el año 2050.
En Inglaterra existen más de mil mezquitas, muchas de ellas, antiguas iglesias. En 15 años la mitad de la población holandesa será musulmana, y en Rusia hay 23 millones de musulmanes, lo que significa uno de cada cinco rusos. El 40% del ejército ruso será islámico en pocos años.
La exposición se basa en la tesis de los movimientos demográficos y la permanencia de la cultura, el enunciado dice “Para que una cultura se mantenga durante 25 años, se necesita una tasa de fertilidad superior a 2.11 hijos por familia, con cualquier tasa menor esa cultura decaerá”.
Ninguna cultura en el mundo ha logrado revertir una tasa de 1.9% y en una de 1.3 hijos por pareja es imposible retroceder la caida, ya que esto requeriría un periodo de corrección entre 80 y 100 años, y no existe un modelo económico que pueda sostener una cultura en esas condiciones.
Si dos parejas tienen un hijo cada una, habrá la mitad de hijos que padres, y los nietos serán una cuarta parte de sus abuelos. De la misma manera en que la población disminuye, también lo hace su cultura.
En el 2007 la tasa de fertilidad en Francia fue de 1.8% en Inglaterra de 1.6%, en Grecia y Alemania 1.3% en Italia 1.2% y en España 1.1%. Históricamente estas cifras son imposibles de revertir, con esta tendencia en pocos años la Europa tal como la conocemos no existirá.
Pero la población europea no está disminuyendo, la causa es la inmigración islámica. Desde 1990 el crecimiento demográfico en el continente es por esa inmigración.
Por ejemplo, en francia la tasa de fertilidad entre la población islámica es de 8.1%, contra 1.8% de origen francés. En el sur del país tradicionalmente cristiano ya existen más mezquitas que iglesias. El 30% de los jóvenes menores de 20 años son musulmanes. En Niza, Marsella y París este estrato de población ha crecido hasta el 45%.
El líder libio Muamar el Gadafi asesinado en el 2011 declaró “No necesitamos terroristas, no necesitamos suicidas, Alá garantiza la victoria islámica sin espadas, sin pistolas, sin conquistas”. Se refería a los 50 millones de musulmanes en Europa en el 2008 y la fertilidad frente a las culturas originales que en el 2018 serán más de cien millones.
En Canadá la tasa de fertilidad es de 1.6%, en Estados Unidos es de 2.11 hijos por familia, incluyendo a los inmigrantes latinos. En 1970 había 100 mil musulmanes en EEUU hoy rebasan los 10 millones.
En el 2005 se llevó a cabo una reunión de 24 organizaciones islámicas en Chicago, el objetivo fue diseñar una estrategia para evangelizar América en la religión de Mahoma, mediante el periodismo, la educación, la cultura y la política. Según sus cálculos, en el 2035 habrá una población de 50 millones de musulmanes en América, la gran mayoría en EEUU.
Entender a Charlie Hebdo es mucho más complejo que una sucesión de ataque terroristas. Tengo una especial animadversión al alarmismo de cualquier tipo, inclusive al que medra y manipula datos sobre el calentamiento global, sin embargo, en temas de inmigración el mundo está cambiando, y esos cambios están claramente divididos en dos grandes visiones que nos resistimos a entender. Van estos datos para la reflexión.
   
   fACEBOOK.jpg

twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx