Seguir a Hugo Páez

martes, 5 de enero de 2016

“No me interesa indemnización, se trata de dignidad y respeto”: Miriam, esposa del periodista Guevara

Hugo Páez
   
“No me interesa el dinero de la indemnización”, responde Miriam Navarro ante la sola insinuación en redes sociales de “manejar el drama” de su esposo el periodista Ramón Eduardo Guevara por la recomendación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Sinaloa de indemnizar a su familia con recursos económicos que fluctúan entre 300 mil y un millón de pesos.
“Se trata de respeto y dignidad” sentencia Miriam ante la mezquindad de los personeros que tratan de desacreditar la defensa por violación a los derechos humanos de Ramón ante la autoridad del Ayuntamiento de Escuinapa Sinaloa que preside Bonifacio Bustamante quien no dudó en presionar para callarlo, para vulnerar la libertad de expresión como principio constitucional.
Miriam vivió la terrible agonía de Ramón Guevara postrado en cama de un hospital de Culiacán durante largas semanas a causa de un cáncer terminal, en esas condiciones vino la presión de la autoridad que vio en la alevosía y la ventaja una oportunidad para dar la estocada final al acudir a la redacción del periódico Noroeste de Mazatlán con la directora editorial Guillermina García a solicitar el cese de publicaciones de Guevara.
“Yo sé lo que son las carencias y lo que puede solucionar y apoyar el dinero”, bajo ese principio se compromete Navarro a hacer pública la utilización de la indemnización con documentos probos, ya que se enteró de la presunta disculpa de Bonifacio Bustamante por lo publicado en el periódico Noroeste “en un día de muy poca circulación (31 de diciembre) como un intento de minimizar la información”, “pero el Ayuntamiento de Escuinapa no se ha caracterizado por tener mentes brillantes", asegura.
En realidad la disculpa es un intento malogrado ya que la recomendación es a la autoridad, en este caso dirigida al H. Integrantes del Ayuntamiento de Escuinapa Sinaloa, no a un funcionario en específico, y la autoridad municipal está compuesta del presidente municipal, el síndico procurador y los regidores, además de hacerla en una audiencia pública con los familiares de la víctima, de acuerdo a dos antecedentes documentados en el estado gobernado por Mario López Valdez donde este este tipo de violaciones constitucionales no merecen la menor atención.
Una institución tan seria como la CEDH presidida por Juan José Ríos Estavillo con ocho años en el cargo y la Visitadora General Nuria González Elizalde con 17 años de experiencia en el organismo, consolidan un profesionalismo en la defensa de los derechos humanos que no deja espacios de duda alguna en la puntualidad de las recomendaciones y la firmeza para vigilar su cumplimiento.
Para Miriam: “Esos lineamientos (de la CEDH) debemos respetarlos, igual que la autoridad debería estar interesada en apegarse a esta  recomendación para tener una sociedad en orden, ya que en el momento en que cualquiera de nosotros sea requerido se debe exigir el mismo cumplimiento”.
Reitera: “No me interesa recibir ningún monto económico, pero al momento en que la recomendación habla de una indemnización consulté a expertos y me dicen que para que esta se cumpla tendré que recibirlo, sin embargo, será canalizado a otros propósitos bajo documentación que lo pruebe y haga público”.
Pero queda la insidia de los beneficiados por la autoridad municipal con pequeñeces, al propagar en redes: "El dinero va a traer un final feliz al caso de Ramón… ya salió el peine del dinero", Miriam responde: “Me ofenden, para mi el recuerdo de Ramón no me permitiría recibir un peso, pero debe quedar el antecedente de que se cumple la ley para que en un futuro otras personas puedan recibir estos derechos, el golpeteo y la guerra sucia iniciaron al minuto de que se difundió la información”.
“En realidad el drama que yo viví nadie lo conoce, por mis hijos debo de conservar la mejor actitud, y parte de esa mejor actitud es cumplir con la ley”.
No se trata de un punto geográfico, se trata de una nueva relación de la sociedad civil con la autoridad, acostumbrada durante décadas a todo tipo de abusos y a cultivar la cultura de la ilegalidad, desde la falta de transparencia en el uso de recursos, en los procesos electorales, en la aplicación de la justicia, pero los de ahora son tiempos de la aldea global en los que las generaciones futuras no perdonarían nuestra pasividad, tolerancia o falta de asertividad.
No imagino que en esta lucha dejemos sola a Miriam, la viuda, la periodista que dejó el oficio para ser madre y ahora emerge en la lucha de su esposo periodista, la persona que da ejemplo de actitud, y, me dice: “La dignidad y el respeto me tienen de pie”.
   
MiOpinion-TVMexiquense.jpg
   
 fACEBOOK.jpg
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx