Seguir a Hugo Páez

jueves, 5 de febrero de 2015

Virgilio a limpiar Secretarías, las casas interés de Peña y Videgaray

Hugo Páez

¿Es necesario nombrar a un Secretario de la Función Pública para implementar reglas y mecanismos de transparencia..?
La opacidad en dependencias federales es tan evidente que indica lo contrario. Los encargados de auditar mantienen una relación de estrecha amistad con los auditados. Lo señalamos desde el 5 de noviembre del 2013 en este espacio (http://goo.gl/4wM13q)
La zona de confort diseñada por los propios Secretarios y Directores de las dependencias con vigilantes impuestos a modo se mantiene en los dos años del sexenio, tolerados por el encargado de la SFP Julián Olivas Ugalde.
Pasaron 15 meses y los titulares de los Órganos Internos de Control (OIC) permanecen en las dependencias (imagen de portales actualizados este mes de las dependencias en los que aparecen los nombres que citaremos a continuación: http://goo.gl/Aj0b92) a pesar la la estrecha relación entre Secretarios, Directores y auditores, la mayoría viejos conocidos, cuates que le deben la chambra al propio auditado.  
Para limpiar este escenario de opacidad no falta más que la voluntad que nunca existió, cuando menos hasta el nombramiento de Virgilio Andrade Martínez como Secretario de la Función Pública. Esperemos a ver qué pasa con este tema que supera enormemente a la fiscalización de las Casas del Gabinete, tema que interesa más a Presidencia y Hacienda que a la sociedad civil.
No resto importancia a la certeza moral y autonomía que debería tener el auditor - investigador, pero debe ser su prioridad el desmantelar la red de titulares de los OIC´s que los Secretarios impusieron en sus dependencias.
Imponer a vigilantes a modo implica grandes espacios de corrupción e impunidad y riesgos para la administración central, para el titular del Ejecutivo, quien al final del día es corresponsable de sus Secretarios y las dependencias que nombró de propia mano.
Incomprensible que en esta crisis de credibilidad que atraviesa el gobierno de Enrique Peña Nieto sobrevivan estas posiciones donde podemos ver, por ejemplo, a Conagua de David Korenfeld quien propuso como titular del Organo Interno de Control a José Ángel Guillén Jardines, ex director de administración de la Comisión del Agua del Estado de México, dependencia que estuvo a su cargo.
En la Secretaría de Relaciones Exteriores, José Meade Kuribeña tiene a Paulo Arturo Téllez Yurén como cabeza del OIC, viejo conocido de la Secretaría de Hacienda, donde fungió como Administrador Central de Coordinación Estratégica del SAT.
Rosario Robles Berlanga se trajo del Estado de México a Eugenio Aurelio Alvírez Orozco, ahí laboraba como funcionario del CONALEP, ahora es Director General del Órgano Interno de Control de Sedesol.
Pedro Enrique Velasco Albín, titular del OIC de la SEP fue Coordinador de Asesores de Emilio Chuayffet Chemor en el IFE, y director de área en Gobernación.
La transparencia y rendición de cuentas requiere más de voluntades que de nombramientos. Virgilio Andrade manifiesta disposición a moverse con autonomía, será el hombre más auditado por la sociedad y los medios de comunicación.
Andrade tiene frente a si, el reto de conformar el panel de expertos que darán el fallo sobre el presunto conflicto de intereses en las casas de la familia de Enrique Peña Nieto y la de Luis Videgaray Caso, no cualquiera de esas personalidades de pública probidad, autonomía e imparcialidad, acudirán a un llamado donde lo legal se imponga por encima de la ética y el sentido común, ese el problema que enfrentamos en México, ese es el cuestionamiento que abordé en este espacio el 2 de diciembre con el título “Es legal, ese es el problema, esa es la coartada del abuso” (http://goo.gl/yiqcT0).
Ese abuso que está omnipresente en todas las dependencias y no necesita más que voluntad. Es todo.
  
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com