Seguir a Hugo Páez

martes, 22 de julio de 2014

Bye bye PEMEX, welcome Shell, Chevron, Texaco, Exxon…

Hugo Páez

Uno de los impactos de percepción más fuertes de la reforma Energética será el cambio del paisaje único, impreso durante décadas en la memoria de los mexicanos, con la palabra PEMEX en todas las gasolineras del país.
Pocos o ninguno queda con el recuerdo anterior a su creación en 1938. La vida cotidiana y la dinámica productiva del país gira día a día en las bombas de las estaciones de servicio, ese cambio tal vez sea el primer contacto del ciudadano común con los nuevos tiempos, buenos o malos, está por verse, porque no hay parámetro infalible en esto, y menos confiable es la narrativa de argumentos legislativos a favor, en un Congreso atestado de intereses corporativo, ahí está la confirmación del senador Omar Fayad Meneses de lo que todos sospechábamos: cada uno de los legisladores representan intereses, y se vale.
Toparse con Shell, Chevron, Texaco, Exxon, Mobile… en las gasolineras, reventará el ánimo de los ortodoxos, como si estuviéramos exentos en ese paisaje cincelado con McDonalds, Ford, Chrysler, Toyota, Wallmart, Sam´s, y hasta el oculto “Made in China” en los productos de la Virgen de Guadalupe.
Tendremos que esperar a ver las bondades de la apertura, de la competencia y del capital internacional, las variables apuestan con certeza de mercado probado, a un boom económico en etapas que dejará huella desde los primeros años. El anhelo de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón materializado en el priista Enrique Peña Nieto, aun cuando Gustavo Madero y sus bancadas asuman la paternidad -y los riesgos-, de los conceptos más liberales de la Energética.
Sin tener la importancia de los efectos en la vida democrática, como la reforma de Telecomunicaciones que incluye la apertura de dos cadenas de televisión y nuevas reglas de competencia, los cambios en PEMEX y la Comisión Federal de Electricidad, por citar los más visibles, son muros con los que topamos todos los mexicanos. De caminar la agenda prevista en el Senado, habrá terminado en la madrugada el detalle del cuarto dictamen de la última gran reforma pactada por los conjurados del Pacto por México, PRI, PAN y PRD, sin importar las entradas y salidas de los opositores en unas u otras, de acuerdo a sus idearios o intereses, como dice el hidalguense Omar Fayad.
Pero al final hacen ruido las interesantes reflexiones de Manuel Aguilera, uno de los priistas más íntegros que conozco, economista, en su historia está la regencia del DF, secretario general del PRI, conocedor del sistema, sus gentes y sus trampas: “Nos vamos a arrepentir de la Reforma Energética”, “PEMEX va a desaparecer, lo están condenando al fracaso”... y más sometido al corset de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, se espera un exceso de procesos burocráticos y alentamiento en la capacidad de respuesta frente a las grandes petroleras internacionales que ya escuchan el melodioso “welcome”.

El presidente del PAN Gustavo Madero y el coordinador del PRI en el Senado Emilio Gamboa Patrón

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com