Seguir a Hugo Páez

martes, 1 de abril de 2014

Los saldos de Madero en la Asamblea del PAN


Hugo Páez

Quedará para análisis del cuarto de guerra de Gustavo Madero si su presencia en la XXII Asamblea Nacional Ordinaria del PAN el sábado 29 de marzo fue un acierto o un yerro en términos de imagen, electorales o de obligaciones partidistas. En lo electoral parece sobrado por la evidente ventaja y como delegado no marcó diferencia.
Lo que no deja lugar a dudas es que dio armas a sus adversarios, aún cuando no haya violado estatuto alguno, ni siquiera faltado a su palabra. El compromiso de los dos candidatos fue que no darían un discurso ante la Asamblea, sin embargo, la molestia de Cecilia Romero se hizo patente en una entrevista con GrupoFórmula, afirmó que es muy difícil cambiar de cachucha y decir: “Ahora soy militante, ahora soy dirigente, ahora soy candidato o ahora soy delegado”. Un punto de vista sesgado.
También sirvió para recalcar el último slogan de ataque de Ernesto Cordero Arroyo: Madero faltó a su palabra. Si lo hizo o no, es lo de menos, en términos mediáticos es fórmula infalible.
Sin embargo la presencia de Madero exhibió a Ricardo Robles, el Director de Comunicación Social del CEN del PAN nombrado por Romero desplegó una campaña contra el chihuahuense sin importarle mantener las formas como funcionario del CEN, o como dijera la presidenta de su partido: ponerse la cachucha de promotor de uno de los candidatos, o de funcionario. No obstante, el hecho de retuitear mensajes de Roberto Gil Zuarth (http://goo.gl/21bxFU) a favor de Ernesto Cordero mete en problemas a Cecilia. El reclamo del “piso parejo” en la campaña es una exigencia de meses atrás de la convocatoria, y esta es una prueba de que no se respeta el piso parejo, cuando menos en el área de Comunicación Social de Acción Nacional.
La permanencia de Ricardo Robles implica tolerancia y complicidad con un candidato desde la más alta tribuna del PAN, por supuestos daría espacios de inconformidad electoral que podrían derivar en alguna denuncia. Un caso para la Comisión de Elecciones encabezada por Francisco Gárate.
Cecilia dice no creer que 200 de los 270 nuevos miembros del Consejo Nacional del PAN sean afines a Gustavo Madero, pero hay voces autorizadas que hablan de un número aproximado, de ser así estamos ante un fuerte tropiezo del calderonismo o corderismo, como prefieren llamarle los cercanos al senador que consideran un lastre la relación con Felipe Calderón Hinojosa, ese al que el ex presidente Vicente Fox Quezada reclamó ayer los procesos jurídicos de 80 mil muertos en su sexenio, según sus palabras: fueron aventados a una “fosa común virtual”.
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx