Seguir a Hugo Páez

martes, 4 de febrero de 2014

Boicot de Televisa al Canal 22 y la promesa de Peña en Cuba

Hugo Páez

El jueves pasado le pregunté a Manlio Fabio Beltrones cuales serían las medidas precisas que tomaría el Congreso para detener la concentración de la riqueza en unas pocas manos, como lo había consignado Enrique Peña Nieto en la reunión de la Celac en Cuba. El coordinador parlamentario respondió que en las reformas constitucionales de Telecomunicaciones y la Energética había mecanismos para evitar esa concentración, además de que otras Comisiones, como la Federal de Competencia y de Telecomunicaciones son encaminadas a cumplir estos propósitos.
Ese mismo jueves, el periodista Alberto Aguilar publicó en El Universal las maniobras de Televisa de boicot comercial al Canal 22 en la transmisión de los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014 en la Federación Rusa, como represalia a la alianza ganadora América Móvil - Carlos Slim Helú de los derechos de transmisión de los olímpicos de invierno de este año y los de Río de Janeiro en el verano del 2016.
Alberto Aguilar es un periodista informado, profesional y muy serio, uno de los mejores en materia de economía y finanzas. Asegura que inclusive algunas dependencias del gobierno federal que se esperaba apoyaran este tipo de competencias como Bancomext, Banobras, Nafin, PEMEX y CFE, rechazaron publicitarse “bajo el argumento de que a estas alturas del año aún no tienen listos sus presupuestos” -palabras de Aguilar- a pesar de que la transmisión del Canal 22 llegará a todo el país gracias a la red del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA) que depende de la Secretaría de Gobernación de Miguel Ángel Osorio Chong.
Peor aún, los anunciantes privados no contrataron por miedo al bloqueo de Televisa y probables represalias que afecten sus pautas publicitarias. La maniobra de fuerza concentrada en una cadena de televisión, y en otra compañía satélite es evidente, el músculo de propaganda política, que habla y calla, según sus intereses, provoca terror hasta en el más plantado; basta recordar la votación unánime a favor de la Ley Televisa (Ley Federal de Telecomunicaciones) en marzo del 2006 en 7 minutos, basta releer las palabras de Santiago Creel sobre el yugo que ejerce la ausencia de reflectores en diputados y senadores, no son héroes, patriotas ni paladines de la justicia, eso está claro, por lo tanto ¿cual es la garantía del Congreso para evitar la concentración de la riqueza-poder en unas cuantas manos, hora que la Reforma Energética ofrece el mayor patrimonio susceptible de ser concentrado..?
Indudablemente Carlos Slim es otro gran concentrador, pero en este caso importa un comino si el ganador de los derechos derechos de transmisión es un Forbes o un pobre, lo que estamos presenciando, a tres días de iniciar los Olímpicos de Invierno es una amenaza real que ha mantenido en sus manos durante décadas situaciones que han marcado el destino del país ¿Los va a detener el Congreso..? ¿Lo harán los organismos de competencia..? ¿Será el presidente quien tenga que echar mano para evitar la concentración de la riqueza y revertir el proceso..? El tiempo se acaba, vienen las leyes secundarias de Telecomunicaciones y Energética que abrirán el arcón del tesoro a las mismas manos que se siguen frotando.
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx