Seguir a Hugo Páez

jueves, 13 de febrero de 2014

Alianzas entre adversarios y el regreso de Calderón no asustan a Madero

Hugo Páez

Son evidentes los desencuentros entre el presidente del PAN Gustavo Madero y el ex presidente de la república Felipe Calderón Hinojosa: “No fui requerido en la cena del Club Industriales”, me dice en entrevista ayer por la tarde, seis horas antes de que el calderonismo se reuniera en el hotel Marriot para arrancar nuevamente la Fundación Desarrollo Humano Sustentable. al llegar la hora de la cita, alrededor de las 18:30 horas, un grupo de ciudadanos protestó con mantas llamando “Asesino” a Calderón por los casi cien mil muertos en la lucha contra el crimen organizado.
Gustavo Madero se oye tranquilo después de una semana de ataques encabezados por Ernesto Cordero que hace lo imposible por subirlo al ring con provocaciones que van desde señalamientos de estar en un tercer lugar en las encuestas, la conformación de la Comisión de Elecciones a modo, hasta el reclamo de piso parejo. “Hay garantía de piso parejo y renunciaré antes de registrarme”, contesta Madero.
Conocedor de los tiempos de su partido, el chihuahuense me dice que no le asustan las alianzas entre sus adversarios, no cita nombres y resta importancia a posibles acuerdos para unir fuerzas en su contra, afirma que una vocación de Acción Nacional son las alianzas, como se ha demostrado en algunas contiendas estatales.
Desde el inicio del Pacto por México, legisladores identificados con Calderón y Cordero criticaron duramente la disposición de Acción Nacional para impulsar reformas de ley acordes con la filosofía del partido, Madero asegura que esas voces tratan de “enlodar” el esfuerzo, lo critican de oficialista, sin embargo, afirma: “El compromiso ha sido extraordinario con la democracia y la modernización de México, cualquiera que tenga interés puede consultar las reformas aprobadas por los legisladores del PAN para atestiguar que en todas iba la agenda panista de combate los monopolios, que hubiera mayor apertura, menos privilegios, mayor competencia” (entrevista en http://www.youtube.com/watch?v=2Z721vONRqk)
No duda en asegurar que la Reforma Energética, tal como la aprobó el Congreso es la propuesta del PAN, con sus propias palabras asegura que Enrique Peña Nieto no se atrevió a salirse del parámetro impuesto por Lázaro Cárdenas en la Constitución, sin embargo la iniciativa de Acción Nacional es mucho más liberal y progresista. Lo que ha peleado el partido.
La agenda albiazul transcurrió con cierta turbulencia, el grupo antagónico a Madero denunció uso de recursos del partido para favorecer su precandidatura, y antes de llegar a la cita con el ex presidente, Ernesto Cordero reafirmaba la primera posición de Josefina Vázquez Mota, según sus números, un guiño de última hora para forzar una alianza que hasta el momento le ha costado mucho trabajo concretar, de hecho la ex candidata presidencial no se presentó en la cena del Marriot.
Golpes y desencuentros en los últimos días, destacados en los medios de comunicación muestran un partido dividido, pero Gustavo Madero tiene otra tesis: “En los hechos hay unidad, en el discurso no hay unidad, hay criticas, todo lo que me vas a decir son declaraciones, opiniones, ideas, trascendidos; en los hechos son las votaciones en el Senado, las elecciones y la aprobación de los estatutos; no se hubieran dado si en los hechos no existiera la unidad”.
Pero regreso de Felipe Calderón no tiene otra interpretación que la injerencia en la vida política en general y la de Acción Nacional en lo inmediato, aun cuando el ex presidente afirmara en tono de broma, minutos antes de iniciar la reunión de la Fundación Desarrollo Humano Sustentable, que el único regreso que veía era su regreso mañana (hoy) a Boston.
A pesar de “no ser requerido en la cena” del Marriot, la cortesía de Madero es evidente: “El PAN necesita y quiere a toda la gente que desee participar, sin excluir a nadie; al contrario, siempre sumando el mayor número de liderazgos. No le veo más que una oportunidad de que se enriquezca una capacidad de propuesta de opinión y participación de todos los liderazgos que se quieran incorporar”, y puso como ejemplo de la pluralidad participativa a personajes Luis H Álvarez y Luis Felipe Bravo Mena, a pesar de que el partido está viviendo un relevo generacional.
En unos días veremos dos tiempos en la historia inmediata de Gustavo Madero: el del impulsor del Pacto, el del presidente del partido que ganó elecciones, en especial la gubernatura de Baja California contra un destacado priista Fernando Castro Trenti, el que abrió la votación a las bases del partido y depuró un padrón brutalmente inflado; y el Madero convertido en simple militante, después de renunciar a la presidencia del partido.
Va a requerir una prueba de lealtades, habrá que verlo.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com