Seguir a Hugo Páez

jueves, 6 de febrero de 2014

Justicia por encargo

Hugo Páez

Algo anda mal en el proyecto de seguridad pública que arrancó con el sexenio, cuando el presidente Enrique Peña Nieto se ve obligado, a 14 meses del cambio de poderes, a nombrar a un Comisionado Federal para atender la seguridad en Michoacán, a representantes del gabinete en el estado, y a un Zar Antisecuestros. Una estructura alterna como apéndice de los organismos de seguridad pública.
No había tiempo que perder, pasó más de un año y la urgencia alcanzó niveles de escándalo con la expansión de las autodefensas en Michoacán y la proliferación en más de cien municipios del país, según recuento de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
En teoría, la estructura federal, tal como fue modificada para aglutinar en la Secretaría de Gobernación la de Seguridad Pública, tenía el propósito de atender esos frentes, pero no funciona hasta el momento, aun cuando los números indiquen disminución en los asesinatos dolosos, que, desde otra perspectiva, resulta obvia como resultado de bajar la lucha frontal contra el crimen organizado.
Miguel Osorio Chong tendrá que repensar el proyecto y sus operadores. Es claro el cansancio de Manuel Mondragón y Kalb, lo obligan a bajar el paso y delegar funciones en sus generales, sin embargo, ahí hay una alerta roja, el ex Secretario de Seguridad Pública de Marcelo Ebrard es extremadamente celoso, ay de aquel subalterno que sobrepase sus indicaciones, aun cuando el trabajo de campo demande toma de decisiones al momento, o la respuesta inmediata. Esa es una debilidad que habrá de atender el titular de Segob.
Michoacán y Guerrero están llenos de situaciones son inéditas, complejas en extremo, y la respuesta de los tres niveles de gobierno se basa en pirotecnia mediática, en programas y programas sociales de largo plazo que también son necesarios, lo vimos en los seis años de Felipe Calderón y parece que caminamos en círculo para llegar al mismo punto, y en otros peor como el secuestro. Jesús Murillo Karam lo definió con precisión: la Procuraduría General de la República es un carro con las llantas ponchadas.
A Felipe Calderón se le reprochó la falta de coordinación del Gabinete de Seguridad. La comunicación y cooperación fueron pésimas entre la Sedena, la Marina, PGR y la Secretaría de Seguridad Pública. Los desencuentros entre Genaro García Luna y Eduardo Medina Mora provocaron grandes problemas. El general Guillermo Galván Galván y el almirante Francisco Saynez comandaban dos instituciones en pugna, un viejo proyecto en el que la Sedena atraería a la Semar los dividió aún más, atizado por Estados Unidos que consideraba a la Secretaría de Saynez mucho más confiable que el Ejército. Calderón se dejó influenciar y el sexenio terminó con todos peleados. Es obvio que Enrique Peña Nieto tratara de evitar la repetición de esa  historia, pero ahora puede transitar por ese camino.
El nombramiento de Alfredo Castillo como Comisionado Federal de Seguridad para Michoacán se vio como parte de los desencuentros con el procurador Jesús Murillo Karam, su antiguo jefe, y este a su vez enredó el origen del armamento de las autodefensas de Tierra Caliente al atribuirlo a financiamiento en especie del cártel Nueva Generación de Jalisco, Castillo lo negó a los minutos.
Los desencuentros se avivan, sin embargo, la disciplina de los gobiernos priistas dista mucho de la entropía del PAN, es una variable que juega a favor, pero no cambia la realidad ni la demanda de resultados a corto plazo.
Virar hacia la justicia por encargo es producto de la urgencia, pero tendrá  que venir una solución a fondo. No hay mas, cada quien tiene que hacer su trabajo: alcaldes, gobernadores y la federación. Enrique Peña Nieto tiene la ventaja cultural de partido sobre sus antecesores Vicente Fox y Felipe Calderón, alcaldes y gobernadores del PRI que se resistieron a los proyectos de seguridad federales no se atreverán a engañarlo, se supone, pero en los detalles está el diablo, y los diablos abundan en estos tiempos. Vamos por el segundo año, y como dice Francis Fukuyama: el futuro no es lo que era. En este caso, la solución no es la que se pensó en un principio.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx