Seguir a Hugo Páez

martes, 28 de enero de 2014

Una oportuna casualidad con sabor a Templario

Hugo Páez


Antes de terminar el primer mes del año considerado como el de impostergables resultados contra el crimen organizado, en general, y el secuestro en particular, el gobierno de Enrique Peña Nieto captura al segundo hombre más importante de los Caballeros Templarios. Al día siguiente, hoy, presenta la estrategia contra el secuestro y la extorsión, inclusive, la figura que tendrá en sus manos la responsabilidad de bajar el delito de mas crecimiento en el sexenio.
Los primeros doce meses fueron de reformas, con resultados alentadores para el proyecto presidencial, ahora se trata de apagar fuegos que pueden frenar la inversión extranjera y minar la confianza de los ciudadanos en gobierno para resolver el problema de seguridad pública.
El de ayer fue un golpe vital, Dionisio Loya Plancarte “El Tío” es una de las figuras emblemáticas del crimen organizado en Michoacán y calmará las prisas de las autodefensas. Una casualidad muy oportuna si se considera que fue a unas horas de firmar un acuerdo que avanza en la legalización de los civiles armados en la que participaron el Comisionado Alfredo Castillo, Enrique Galindo Ceballos de la Policía Federal, autoridades estatales, el gobernador Fausto Vallejo y líderes sociales como María Elena Morera. Todavía la semana pasada los grupos se mostraron desconfiados de la convocatoria del gobierno federal, en Davos, Enrique Peña Nieto tuvo que ofrecer con claridad una salida integrada, legal, pero bajo reglas del estado de derecho.
Habrá que esperar el día de hoy si Miguel Ángel Osorio Chong da un segundo golpe con la figura del Zar Antisecuestros. En opinión de los líderes sociales previamente consultados por la Secretaría de Gobernación debe ser la figura de un fiscal, la estructura y las herramientas legales de estos son imprescindibles para dar resultados a corto plazo, en este tema Peña Nieto entró en el umbral de la urgencia, Isabel Miranda de Wallace refutó ayer las cifras de secuestro y extorsión presentados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, la diferencia es mayor al 50%, cerca de mil casos aparecen no reportados en los números oficiales, lo que de inicio empaña la estrategia que deberá presentar hoy Osorio Chong, o en el mejor de los casos le resta credibilidad a priori.
El tema es terriblemente complejo. El gobierno de Vicente Fox evitó enfrentarlo con seriedad, y el de Felipe Calderón terminó en un aquelarre de muertes dolosas que en corto fue denunciado por todo tipo de organismos, nacionales e internacionales, como una carnicería sin control, pero a la distancia de 14 meses no aparece otra estrategia efectiva, peor aún, el superasesor en seguridad, el general colombiano Oscar Naranjo Trujillo, abandona la plaza para hacer política en su país al lado de Juan Manuel Santos.
Siempre falta mucho camino, una gran cantidad de recursos y tiempo para implementar programas de prevención, pero el golpe de ayer le da un respiro a Enrique Peña Nieto, una victoria que debe saberle a gloria después de ver a cientos o miles de jóvenes enfundados con AK-47 haciendo justicia por su propia mano, y a los cuales será difícil de convencer, sin jaloneos, que abandonen esos ratos de gloria que da el poder de las armas.


Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx