Seguir a Hugo Páez

domingo, 26 de enero de 2014

El retorno apresurado de Felipe Calderón

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA REVISTA IMPACTO


Hugo Páez


No hay coincidencias, Felipe Calderón Hinojosa apresuró su regreso de Boston cinco meses antes de lo programado, ante la imposibilidad de Ernesto Cordero Arroyo por posicionarse como el mejor candidato a la presidencia de Acción Nacional, y en consecuencia, la inminente reelección de Gustavo Madero.
Un estudio de focus group aplicado de noviembre a diciembre del 2013, con resultados desastrosos puso en alerta al calderonismo. Los números son brutales: Cordero no podrá alcanzar a Madero, las alianzas son la única esperanza, una es la impensable con Josefina Vázquez Mota, la otra con Juan Manuel Oliva, lo que sea para “hundir” al presidente del PAN, como lo propuso el senador Cordero al diputado Fernando Rodríguez Doval en una llamada telefónica grabada y filtrada al periódico El Universal.
A los días la ex pareja presidencial apareció en México, el martes 21 de enero en Puebla con el gobernador Rafael Moreno Valle, fotografía de por medio, para insinuar el retorno político. Una situación incómoda para el poblano que, según las alineaciones panistas, juega o jugaba en el equipo de Gustavo Madero. De hecho en su informe de labores la figura central, después del gobernador, fue el sonriente presidente del partido Gustavo Madero, sin embargo Rafael le debe parte de su victoria a Calderón, así que, cortesía política , fue un correcto anfitrión de Felipe y Margarita y hasta el momento no hay datos sobre algún cabildeo a favor de Ernesto Cordero.
Puebla fue para Felipe una escala de política interna en su ruta a Foro Económico de Davos Suiza. El jueves apareció ante los medios para meter mano en asuntos nacionales desde un foro internacional que no le es ajeno. Durante su sexenio desfilaron secretarios, miembros del gabinete y el propio presidente, ahora se acomoda la agenda y habla sobre Michoacán con cierto mesura, y de las reformas estructurales que fueron el tema central de la delegación mexicana. También, sin rudeza innecesaria, alertó sobre las leyes secundarias de las reformas aprobadas: que no traicionen el espíritu de las iniciativas aprobadas, dijo.
Pero en realidad el objetivo de Felipe Calderón es el control del partido en la elección de mayo para estar de vuelta en la vida política del país a través de Cordero, su frustrado precandidato en el 2012 frente a Josefina Vázquez Mota. Muchos fueron los intentos del ex presidente por bloquear la participación del PAN en el Pacto por México, la bancada azul en el Senado coordinada por Cordero presentó sus propias iniciativas al margen de la decisión del PAN, flanqueado por Roberto Gil Zuarth y Javier Lozano Alarcón enfrentaron a Madero hasta que decidió echarlo de la coordinación y meter a Jorge Luis Preciado.
Aun con las atribuciones de presidente del partido, corderistas y calderonistas iniciaron una especie de resistencia para evitar la entrada de Preciado a las oficinas de la coordinación en el Senado, en esa atmósfera aparece Calderón en apoyo de su ex Secretario de Hacienda, sin lograr revertir la decisión de Madero, a pesar de que la mayoría de la bancada de la Cámara Alta juró fidelidad a Ernesto.
Fueron tiempos que estimularon la idea de buscar la presidencia del partido a partir del músculo mostrado en el Senado. Por momentos Cordero pareció echar abajo la decisión de Madero, pero Emilio Gamboa Patrón salió al rescate y reconoció la autoridad del presidente del partido, según los estatutos del partido registrados ante el IFE y la convalidación de la Cámara. Madero y su grupo son muy valiosos para lograr las reformas estructurales a cambio de modificaciones convenientes para la oposición, principalmente en la Reforma Político Electoral.
Después de días de jaloneos la chequera y las funciones quedaron en manos de Jorge Luis Preciado, a partir de ahí inició la embestida contra los corderistas con información que exhibió al ex coordinador parlamentario por contratar “asesorías” con sueldos mayores a los 70 mil pesos de personajes ligados a Calderón, uno de ellos, su cuñado Juan Ignacio Zavala, otro, Benjamín Hill Mayoral, esposo de su vocera Alejandra Sota.
Así también se dio a conocer un préstamo de 300 mil pesos del Senado a Juan Ignacio Zavala a través de una prestación, derecho del senador Roberto Gil Zuarth como cualquier otro legislador. Una maniobra de mañosa para beneficio de un tercero con recursos públicos, el escándalo provocó la reacción del senador Javier Corral y un intercambio epistolar de golpes con Zavala en twiiter.
Los desencuentros de Corral con el entonces presidente de la república son históricos e intensos, la prueba está en una carta enviada a Calderón tres meses antes de dejar Los Pinos en ella le dice, entre otras cosas: Espérate a que conozcas la condición humana a partir de que dejes el poder y entiendas que lo que más te ha perjudicado eres tú, tu carácter colérico al que le gana el coraje en cualquier momento. He dicho que por el bien del partido éste deberá defender tus logros y aprovechar tus talentos en los años por venir. Tú debes permitirle al partido que retome su rumbo. Que diseñe su estrategia de lucha de acuerdo a su interés propio. Porque el partido es de todos. Actuar de otra manera es jugar al jefe Máximo y no se lo merece el Partido. Déjalo volar como un día te recomendó Carlos Castillo Peraza” (Carta completa en http://ow.ly/sTJFZ).
Es evidente la intención de Felipe Calderón por apoderarse del control del partido desde la derrota de Josefina Vázquez Mota, señalado por Corral desde septiembre del 2012. Fue necesario un año de bajo perfil hasta que las condiciones de inseguridad en el país, a casi 14 meses de iniciado el sexenio de Peña Nieto, le quitaron presión por la críticas a su lucha frontal contra el crimen organizado con un saldo de 70 mil muertes, además de que el presunto cambio de método en esta administración no contiene a las bandas criminales, que, hoy más que nunca, elevaron la extorsión y el secuestro a niveles record.
Calderón puede decir “Se los dije”, le asiste la razón del apocalipsis michoacano, y le permite aterrizar en un campo anteriormente minado para él, sin embargo, la verdadera razón que adelantó su retorno a México, con el pretexto de su vieja fundación Desarrollo Humano Sustentable, no es otra cosa que la guerra por el control de Acción Nacional. Así que, de nuevo no cumplirá la recomendación de Carlos Castillo Peraza: déjalo volar (al partido), como le dice Javier Corral en su carta. Es la naturaleza de animal político.         
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx