Seguir a Hugo Páez

martes, 15 de febrero de 2011

Calderón va con todo a mantener al PAN en Los Pinos

Hugo Páez

La convocatoria de Josefina Vázquez Mota en el Club de Industriales no es mas que un mensaje de Felipe Calderón: el candidato del PAN saldrá del calderonismo.
Los conjurados alrededor de la coordinadora parlamentaria no alcanzan el puntaje de Santiago Creel, según la última encuesta de Mitofsky, pero conforman un bloque para detenerlo. Horas antes, el presidente del partido Gustavo Madero destapó una caballada imaginaria de 10 presuntos presidenciables.
Calderón da línea en corto "cualquiera menos Creel". La animadversión añeja por enfrentamientos en la campaña en el 2006 prendió focos rojos por la última encusta de Consulta Mitofsky y la apertura de Televisa que le dedicó 14 minutos en una entrevista que se repitió en noticieros.
En tiempos de Juan Camilo Mouriño, Madero fue enviado para quitarle a Creel la coordinación del Senado, estas evidentes malquerencias hacen que el terreno parejo sea un campo en el que nunca jugará, como dice que le prometió el presidente.
Calderón es un hombre de partido, un hombre curtido en elecciones, muestras como el decreto para deducir de impuestos parte de las colegiaturas de escuelas privadas son pasos en la esperada percepción de bienestar económico en la población.
Sus detractores hablan de medidas parciales, sectoriales, tal vez, pero acumuladas a otras son letales para sus opositores. Nada como el bienestar de la economía doméstica, lo saben sus adversarios y tratarán de desacreditar cada paso en esa ruta. De esta medida en especial abrevan dos precandidatos, Ernesto Cordero y Alonso Lujambio, ya estará en la habilidad de los Secretarios de Hacienda y Educación sacarle el máximo octanaje para impulsar sus aspiraciones que tendrán una nueva etapa a partir de la elección del Estado de México.
Gustavo Madero aparentemente dio el campanazo de inicio para enfrentar a los aspirantes panistas, sin embargo puede haber un beneficio: el ruido entre ellos seguramente abonará al conjunto y atraerá tiempo muy valioso en medios de comunicación. Las fricciones en el PAN no son para preocuparse, contrario a otros partidos suelen llegar a acuerdos internos sin los destrozos de las disputas familiares en el PRD o el PRI.
El PRI perdió las primeras dos elecciones del año y las últimas tres del pasado, el músculo que le permitiría regresar a Los Pinos perdió volumen, y como decía en este espacio, inyectó confianza a los parcialmente aliados PAN - PRD. El cubetazo de agua fría puede ser saludable siempre y cuando dejen la soberbia a un lado, porque de esa lección aprendió el gobierno de Calderón y su partido en el 2009, y ahora van con todo.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com