Seguir a Hugo Páez

martes, 26 de octubre de 2010

CNDH protegió a la ex procuradora Patricia González y Arturo Chávez la quería en la SIEDO

Hugo Páez

Bajo presión y tortura cualquiera puede declarar lo que sea, y si estas rodeado por un comando encapuchado, armado con AK-47, con mas razón, es lo que aparenta ser el video de Mario Ángel González Rodríguez, hermano de la ex procuradora de Chihuahua Patricia González Rodríguez, en el que le imputa, junto con otros funcionarios inclusive al ex gobernador José Reyes Baeza, diversos delitos y colusión con el cártel de Juárez.
La escena intimidatoria echa abajo la revelación, sin embargo, algunos luchadores sociales de primer nivel me aseguran que la ex funcionaria del gobierno del estado era cínica, pésima con las víctimas, no resolvía nada y muy buena para endosar culpas y para las relaciones públicas, al grado que el Procurador General de la República, Arturo Chávez Chávez se la quería traer a México. Se habló que tomaría las riendas del Inacipe o la SIEDO, pero de último momento alguna información se filtró y quedó en el aire.
No hay duda, Chihuahua está así por los tres niveles de gobierno. Al tomar la gubernatura del estado, Cesar Duarte aseguró que asumiría la responsabilidad en propia mano, no evadiría hacer lo que debe hacer, con el argumento del delito federal. Podríamos pensar que es la motivación de quien llega a palacio de gobierno, sin embargo, Cesar se encontró con una sociedad asqueada con todo, principalmente con las autoridades; gente sabedora de que las condiciones extraordinariamente violentas necesitaron una conjugación de complicidades.
El clima de controversia en que vivió la entonces procuradora Patricia González necesito los ojos cerrados de los organismos de derechos humanos, es el caso del ex visitador Raúl Plascencia, ahora ombudsman nacional. Plascencia congeló las recomendaciones de la CNDH dirigidas al gobierno de Chiahuahua, atenuó el trabajo de otros funcionarios de derechos humanos y por un tiempo detuvo la investigación. El entonces presidente José Luis Soberanes hizo caso omiso mientras Chihuahua se convertía en el monstruo que consume a decenas de jóvenes, que convierte a las ciudades en pueblos fantasmas, atemorizados y que viven un virtual toque de queda.
Nunca imaginamos tener la reedición de Beirut en Ciudad Juárez, a la que el pomposo programa federal Todos Somos Juárez aumenta el asco que provocan los funcionarios públicos en la población victimizada.
Los elementos mezclados para convertir a Chihuahua en el epicentro del crimen organizado están llenos de estos ingredientes de impunidad, en los cuales el priismo tiene un alto grado de responsabilidad al anteponer el sostenimiento del poder, sobre el interés de los ciudadanos.
En el video que circuló en internet el hermano de Patricia es víctima, obligado a ser victimario, pero los hechos están a la vista: la historia de Chihuahua vivió el auge del crimen organizado con la ex procuradora González Rodríguez y José Reyes Baeza.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com