Seguir a Hugo Páez

jueves, 21 de octubre de 2010

!Biutiful, Alejandro..¡

Hugo Páez

"Estoy planeando los promocionales con fuerza, personalidad y humor" me decía Alejandro González Iñárritu al teléfono en la oficina del periódico Ovaciones.
Me toco ver su creatividad a flor de piel. La actuación, simulación de voces y todo el simbolismo del lenguaje corporal eran su armas letales, Jacobo Zabludovsky, Alberto Ventosa y yo, quedamos fascinados con la descripción de Alejandro, sin mas herramientas que un guión en las manos -me imagino que una especie de storyboard- hacía voces de fotógrafo, futbolista y boxeador, se paraba, agachaba y captaba la atención de los tres interlocutores con una batuta imaginaria.
Fue la única vez que lo vi, y me bastó.
Es como toparte con un manuscrito incunable, que sin mas elementos de juicio sabes que es original, igual que la primera vez que oí el African Reggae de Nina Hagen o el Cannon de Pachelbel, sientes que los autores dejaron el genoma del alma como guía para los mortales, "por ahí se llega al paraíso".
Mas de una década atrás, en el último piso de Ovaciones un proyecto espléndido se quedó inconcluso, los detalles de la brutal realidad como presupuesto y tiempo empolvaron la idea hasta perderse en el desierto del olvido empresarial. Imagino que Alejandro debe ser guerrero de muchas batallas perdidas en el laberinto de la burocracia, sin embargo le debo la satisfacción de provocarme una sonrisa como punta del iceberg emocional, cuando abro la caja de Pandora con un ticket del cine. Eso pasó con Amores Perros, 21 gramos y Babel, a partir de mañana será Biutiful.
El proyecto publicitario de Alejandro en Ovaciones incluía tres cortes fundamentales, en la primera escena un fotógrafo fastidioso, atrás de una portería le pedía al guardameta que volteara para una foto de portada. El futbolista estaba muy atento siguiendo una jugada en su contra cuando el fotógrafo le grita “sonríe”, en la siguiente escena se ve la portada del periódico deportivo con una foto al centro con el gol, obviamente provocado por la insistencia del fotógrafo.
La idea central se repetía en tres diferentes deportes: futbol, box y béisbol. En el promocional de box el fotógrafo insiste de igual forma y la foto del periódico es el boxeador en el momento del nocaut, distraído por el reportero. El proyecto nunca se realizó, sin embargo puso la marca de sensibilidad y creatividad de un cineasta que seguramente dejará huella en la historia del cinematógrafo mundial.
En la adolescencia un amigo me preguntaba frente al mar ¿quien te gustaría ser? siempre le contestaba que Hugo Páez, no entendía su insatisfacción, al poco tiempo comprendí las multitudes que llevamos dentro, Alejandro González es uno de los tipos que llevamos dentro, como a veces sientes que reinventas una obra de Vivaldi, o Beethoven que transmuta a Mozart en la novena sinfonía. ¡Biutiful, Alejandro..!

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com






IMPACTO EL DIARIO www.impactoeldiario.com / hugopaez@prodigy.net.mx