Seguir a Hugo Páez

martes, 13 de octubre de 2009

Educación Pública y Elba, un problema mayor

Hugo Páez

Tenemos que cambiar lo que no funciona. La urgente frase de Felipe Calderón llegó tres años después de su jura, y 6 más del panismo en el gobierno federal. Pero nunca es tarde, sobre todo para los grandes males que se volvieron parte de la historia de México.
No hay dudas ni errores al sentenciar que el sindicalismo mexicano es, en la mayoría de sus expresiones, una muralla contra el desarrollo, funcional como arma electoral, y parte del frenó al avance democrático.
Fernando Gómez Mont aclaró el domingo que la toma de Luz y Fuerza del Centro no era una acción contra el sindicalismo; aclaración a todas luces dedicada a calmar nervios de otros gremios, los que por naturaleza no se agruparán a Martín Esparza. Habría que esperar que el tranquilizante del Secretario de Gobernación no sea para Elba Esther Gordillo, la socia electoral del panismo, desde los tiempos precedentes a Vicente Fox Quezada.
De los males, el de la educación es el peor. No hay comparación con el SME y el quebranto de Luz y Fuerza.
Felipe Calderón debe actuar en el sector. La educación es un tema de mayor urgencia que ha producido aberraciones tan incomprensibles como la censura en la difusión del nivel promedio de maestros y alumnos. Por supuesto, nada de que estar orgullosos, pero no hay pretexto para esconder la cabeza y ocultar el problema.
Ahí está la India con sus grandes carencias, enfrenta el problema educativo y avanza en medio de la adversidad, con sus mil millones de pobladores.
Luz y Fuerza del Centro y su sindicato no son un problema reciente, de nuevo cuño. Su gasto está programado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2009 y no hay acción que lo haya incrementado sustancialmente. Ni por parte del sindicato, ni por parte de la mala administración.
¿Entonces, porque actuar contra el sindicato de Martín Esparza antes que con el de Elba Esther Gordillo? Esperemos que no sea por los servicios electorales, porque el daño de Luz y Fuerza del Centro es mínimo comparado con el costo de tener un sistema educativo de quinto mundo.