Seguir a Hugo Páez

martes, 24 de mayo de 2016

No pueden con López Obrador, ofensiva desde el Constituyente

Hugo Páez
   
Echaron mano de todos los trucos para detener el inminente dominio de Andrés Manuel López Obrador en la Asamblea Constituyente. La alerta aumentó después del descalabro del PRD en la elección intermedia del 2015, el músculo de Morena terminó con la hegemonía en la Asamblea Legislativa, sumó cinco delegaciones y debilitó tres más de las otras cinco que pasaron a manos del PRI y el PAN.
A dos semanas de los comicios, dos encuestas revelan que los “visionarios” tenían razón y el temor aumentó por ruptura de la luna de miel de Miguel Mancera Espinosa con el gobierno de Enrique Peña Nieto.
Con estos pronósticos los adversarios de Andrés Manuel apresuraron mecanismos para acotarle el camino, uno de ellos la inclusión de 40 curules plurinominales en el Constituyente y la revocación de mandato que toma fuerza en el proyecto de redacción de los notables designados por Mancera Espinosa y que va en serio contra la petición cosmética de Morena.
Ahí están las conclusiones de Parametría (https://goo.gl/LFjKju) y de un estudio de campo del Financiero publicado ayer con resultados similares: Morena obtiene en la primera un 34% de preferencias electorales contra un 17% del Sol Azteca, 16% el PAN y un 15% el PRI. En la del Financiero: 34% Morena, 15% PRD, 13% PAN y 12% el PRI.
Pronósticos anteriores adelantaron este escenario que será la ofensiva de López Obrador en la CDMX desde el Constituyente. Fue el motivo del contubernio entre partidos, Gobierno del DF y el federal, para construir la base teórica y apropiarse a priori por la vía plurinominal del cuarenta por ciento de las cien curules.
La Jefatura de Gobierno de la CDMX en manos de Ricardo Monreal, Claudia Sheinbaum o Martí Batres será de nuevo una plataforma de poder para López Obrador, aún cuando los cálculos no le den para otro sexenio más o repita la historia de las dos derrotas presidenciales anteriores.
Desde otra perspectiva, el colapso que vive el PRD es la oportunidad para PAN y el PRI en el corazón de la república. Los negativos de Miguel Mancera son inversamente proporcionales a los positivos de Morena, la izquierda de nuevo fue expropiada y con estos números se habla de conquista, no de división. En esta formación Acción Nacional podría erigirse de nuevo como “la oposición” entre el gobierno local del Sol Azteca y el federal del PRI.
Enorme será el trabajo el talento requeridos a Mauricio Tabe, Ricardo Anaya, Christian Von Roehrich, Xóchitl Gálvez, Jorge Romero, Federico Döring, Santiago Creel, Mariana Gómez del Campo y todos los personajes que cimentaron en sus mejores tiempos la fuerza política azul en la Ciudad de México.
El hasta ahora Distrito Federal es ineludible, aquí el PAN no puede seguir equivocándose, el PRI tiene que empezar a existir y el PRD dejar la terapia intensiva para reconstruir sus restos.
Andrés Manuel sigue aquí y el sábado coronará en la Plaza de las Tres Culturas en el emblemático Tlatelolco, al lado del entusiasmado aspirante al gobierno de la CDMX, Ricardo Monreal Ávila.
fACEBOOK.jpg
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx