Seguir a Hugo Páez

martes, 1 de diciembre de 2015

Beltrones bajo el chantaje de aspirantes chiquillada

Hugo Páez

No es exclusivo del PRI, sin embargo la máxima expresión del grillerío político de aspirantes chiquillada, algunos con ridículos números en encuestas y estudios de campo, otros ni siquiera son medidos o tomados en cuenta por la opinión pública regional, nada tendrían que hacer en una disputa electoral.
El fenómeno del lucro político se le multiplica a Manlio Fabio Beltrones Rivera a cambio de “no dividir”, de no madrear al candidato que resulte electo y no beneficiar al adversario. En la urgencia se buscan fórmulas de compromiso con firmas y fotografías de los aspirantes, para el insaculado candidato de unidad.
Esta dinámica no nace por generación espontánea, es consecuencia de la incapacidad para aplicar métodos democráticos, usualmente restringidos al interior de los partidos por necesidad de las dirigencias de mantener el control.
Esa misma dinámica opera en la designación de candidatos en las 12 gubernaturas en el 2016 -excluyo Colima por lo candidatos previos- y se replica en la elección de las dirigencias. Así vimos a Beltrones como decisión presidencial de Enrique Peña Nieto, a Agustín Basave Benítez como delfín de los Chuchos, a Andrés Manuel López Obrador por autodesignación y a Ricardo Anaya Cortés con un solo adversario sin mayores posibilidades: Javier Corral Jurado, a consecuencia de un trabajo previamente amañado de Gustavo Madero Muñoz en el padrón de militantes del PAN.
De los partidos mencionados Manlio Fabio tiene que administrar la codicia política como ningún otro. En Sinaloa el pacto de unidad se dio con ocho precandidatos Aarón Irízar López, Daniel Amador Gaxiola, Gerardo Vargas Landeros, David López Gutiérrez, Óscar Lara Aréchiga, Sergio Torres Félix, Heriberto Galindo Quiñónez, Diva Hadamira Gastélum Bajo y faltaron, uno de ellos, Jesús Vizcarra Calderón al que nadie cree que se mantenga al margen.
En Durango signarán mañana la unidad priista, por el momento cinco aspirantes: Héctor Arreola Soria, Oscar García Barrón, Leticia Herrera Ale, Ricardo Fidel Pacheco y Esteban Villegas.
En Aguascalientes será la misma historia con el agravante de que la titular de Profeco y aspirante a gobernadora, Lorena Martínez Rodríguez, fabricó un mitin dentro del cierre de campaña del diputado de Gregorio Zamarripa, frente a Beltrones y a otros aspirantes entre los que se encontraba Miguel Romo Medina.
En Veracruz en la última semana se destaparon Alberto Silva Ramos, Tomás Ruiz González y José Francisco Yunes Zorrilla en un ambiente totalmente contaminado por el gobernador priista Javier Duarte de Ochoa, y así las historias de media docena de estados más.
Es de imaginar el puntaje ínfimo de los aspirantes bajo el segundo lugar de cada entidad, porque en conciencia de su derrota a priori está el lucro a posteriori.
En esa supervivencia política algunos forman subgrupos de acuerdos previos. Un ejemplo es Sinaloa donde el ex diputado Heriberto Galindo, el senador Aarón Irizar y el ex vocero presidencial David López difunden fotografías de los tres reunidos en el que se infiere el mensaje: “El gobernador debe salir de aquí”.
En la misma entidad personajes del priismo proscriben a otros. Los ex gobernadores Francisco Labastida Ochoa y Juan Sigfrido Millán amenazan con el éxodo de votos si el presidente Peña Nieto señala a Jesús Vizcarra.
El chantaje de la chiquillada es el gran riesgo. No son los mejores, son los más grillos que van por el negocio, es la verdadera prueba que deberán superar Beltrones, Ricardo Anaya y Agustín Basave antes del 2016.
   
MiOpinion-TVMexiquense.jpg
   fACEBOOK.jpg
   
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx