Seguir a Hugo Páez

jueves, 17 de octubre de 2013

El adulterio del PRI con el PAN y el PRD… reaparece Josefina

Hugo Páez

         Reaparece Josefina Vázquez Mota en el punto mas crítico de la relación del PAN – PRI - Peña Nieto, y a unas horas del 60 aniversario del Sufragio de la Mujer.
         Fue la única candidata femenina de los cuatro contendientes a la Presidencia de la República, abre el telón en el momento oportuno en que Enrique Peña Nieto propone legislar la equidad de la mujer en el Congreso.
         Pero ninguno de estos blancos están en la mira de esta Diana. Son factores muy oportunos para derrotar a Gustavo Madero en la contienda por la presidencia del partido, y de paso arrebatarle la bandera de “verdadera oposición” a Ernesto Cordero Arroyo, un viejo cliente, apabullado en otras batallas.
         Josefina tiene todo para demostrar que Gustavo Madero se equivocó en los acuerdos con el gobierno de Peña Nieto, que es utilizado con una infidelidad escandalosa por el Macho Alfa del Pacto por México: el PRI. Lo hará ver abnegado, colaboracionista, o en el mejor de los casos demasiado generoso.
         Gustavo Madero es el rival más fuerte.
         Lo dejó crecer, repasar una y otra vez a la militancia en todos los estados, aceitar la estructura del partido, consolidar los recursos, afianzar a sus grupos parlamentarios, atraer a los gobernadores de Acción Nacional, en fin, preparar todo para reelegirse. Y esa distancia es enorme.
         Será un juego de niños arrebatarle la bandera oposicionista a Ernesto Cordero, cuyo lema es “No al entreguismo”, sobre todo porque el grupo que representa el ex Secretario de Hacienda, el de Felipe Calderón, entregó Los Pinos al PRI y la dejaron sola en la campaña presidencial.
         Por mas esfuerzo que hagan, nadie cree que los corderistas sean una corriente que se diferencia del calderonismo, demostraron una y otra vez ser el medio del ex presidente para intentar apoderarse del partido, como lo hizo los seis años de su administración provocando gran indignación en la curia de Acción Nacional a la que menospreció siempre.
         Josefina y Gustavo Madero podrán refrescar los años en que Felipe Calderón designó como candidatos únicos a la presidencia del PAN a Germán Martínez y Cesar Nava.
         Desde el 2006 era un secreto a voces que los dos alfiles se alternarían el partido para los intereses del grupo, ese grupo que en realidad era de un solo hombre, que terminó proscribiendo a sus amigos. Literalmente las echó de Los Pinos.
Ahí está Max Cortazar con sus historias, también las de Nava y de Germán, este último en el clímax del servilismo fue a presentarle la renuncia a la dirigencia del PAN un día después de la derrota del 2009, antes de hacerlo en el CEN del partido.
         Eso representa Cordero Arroyo. Tal vez el mas perjudicado con el retorno de Vázquez Mota.


Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx